dijous, 22 de desembre de 2011

Entrevista a Justin Cartwright autor de ‘El dinero de los demás’


Explicar las malas prácticas bancarias de los directivos de los bancos más importantes del mundo, tener una visión real de la crisis creada por ellos y entretener con una historia realista, es lo que ha conseguido Justin Cartwright (Sudáfrica 1945) Con esta novela en que se muestra quien mueve los hilos del mundo y el poco papel que puede hacer la prensa en manos de las grandes corporaciones. Uno de los mejores libros del año.

¿Fue alguna noticia en especial la que le hizo empezar a pensar en este libro?

No fue a raíz de ninguna noticia en concreto. Creí que había llegado el momento de escribir una novela que reflejara el estado en el que se encontraba mi nación y, en cierto modo, el mundo. Para un novelista las crisis resultan siempre interesantes y llegados a 2008 era ya obvio que la situación era muy grave. Aún así, el colapso de Lehman Brothers me resultó fascinante, por mucho que fuera una institución muy distinta del banco privado, producto de mi imaginación, que protagoniza mi novela.

¿El gran capital corrompe a la gente o es que solo llegan a la cima personas sin escrúpulos?

De hecho, no creo que todos los que están metidos en el mundo de las finanzas sean unos corruptos, pero sí estoy convencido de que ellos llegaron a creer, debido a que ganaban auténticas fortunas, que lo que hacían era algo muy especial y cayeron víctimas del mito que ellos mismos habían generado. En mi opinión la gente que trabaja en la banca no es muy especial, ni tiene mucho talento. Y además, como gremio, estaban seguros de que los mercados actuaban de forma lógica, cosa que, por supuesto, no es así.

¿Necesitamos más prensa independiente para estar más informados de la realidad?

Creo que es muy difícil seguir los movimientos internos de los bancos e instituciones financieras en esta era de la globalización, como uno de los reguladores me confesó personalmente. A pesar de que la prensa ha hecho un trabajo bastante bueno, creo que en lugar de más prensa lo que necesitamos son más reguladores y más regulación del sistema, para que podamos saber de verdad qué es lo que sucede.  

¿Qué opina del hecho de que en Islandia procesaran a los banqueros? ¿Deberíamos hacer lo mismo?

Islandia es un país muy pequeño, con una economía equivalente a la de una ciudad británica de tamaño medio, así que no creo que pudiéramos haber aplicado en Gran Bretaña, o se puedan aplicar en España, el mismo tipo de medidas, por mucho que nos gusten y por muy satisfactorio que resultara hacerlo.

¿Esconden bancos que han sido rescatados en la crisis cosas que si salieran a luz pública serían un escándalo?

Creo que el pago de enormes sumas de dinero en los bonus de los ejecutivos es un escándalo y que debería prohibirse tajantemente esa práctica. Pero el hecho es que continúa produciéndose, incluso en algunos de los bancos que han sido rescatados con dinero público. En cuanto a prácticas poco transparentes, parece que los «traders canallas» sólo son canallas sin los atrapan. Existe una propensión al riesgo porque, según me explicó un banquero, lo peor que te puede pasar si tus operaciones financieras salen mal es que te despidan y que encuentres trabajo en otro banco de inversión a la semana siguiente. Así que en esta economía de casino se ha convertido en perfectamente aceptable apostar con el dinero de los demás y estoy seguro de que actualmente siguen apostando exactamente igual que antes de la crisis.  Y estoy igualmente convencido de que dentro de cinco o diez años, cuando el dinero de nuevo fluya en abundancia, volverán a producirse todo tipo de extrañas prácticas.

¿Tuvo que investigar mucho para saber cómo funcionan los fideicomisos financieros?

Sí. Hablé con banqueros, con directores generales de fondos de inversión y con muchas personas más que habían experimentado personalmente los escándalos financieros y las quiebras.

He leído que en unas declaraciones que dice usted que no le gusta escribir sobre mundos fantásticos. ¿Con esta crisis supongo que hay temas para hacer unas cuantas novelas?

El escritor norteamericano John Updike, a quien yo admiré y admiro enormemente, dijo que su papel como novelista era tomar las cosas cotidianas y, examinándolas muy de cerca, volverlas extraordinarias. Esta crisis, aunque muy real, obviamente ofrece oportunidades extraordinarias para el novelista. Y en mi novela también afirmo algo muy importante sobre el arte: hay mucho más en la vida que las finanzas y el dinero. El arte es una forma totalmente distinta, y probablemente más importante, de ver el mundo.

¿Le han comentado algo banqueros y periodistas tras leer la novela?

Sí, la verdad es que bastantes banqueros y periodistas se han puesto en contacto conmigo. Los banqueros tienden a pensar, quizá con razón, que en realidad no sé demasiado sobre banca. Pero en general su respuesta ha sido muy positiva hacia el libro y, en cuanto a los periodistas, una revista británica dedicada al mundo del dinero y las finanzas que tiene un premio de libros, escogió el mío como mejor del año.

¿Qué opina de que haya tantos libros que hablan de la crisis que no aclaran nada?

No creo que mi novela trate tanto de explicar la crisis, sino de ver qué le sucede a la gente en una crisis como esta. Todas las grandes novelas ambientadas en guerras, en tiempos de colapso económico, en crisis nacionales o calamidades similares ofrecen una mejor comprensión de la realidad de la que hablan, una comprensión que podríamos llamar novelística. Puedes, por ejemplo, aprender mucho más de lo que realmente sucedió en Sudáfrica a partir de sus novelistas que de los libros de historia oficiales. Yo soy un gran admirador de Juan Goytisolo y creo que esta comprensión literaria de la realidad es su gran virtud como novelista.

¿Están los gobiernos demasiado en manos del capital?

En general creo que en Europa Occidental no es así, pero en los países en los que el gobierno siempre se pliega a los intereses de los más ricos habrá problemas en el futuro.

¿Ve salida en la crisis que vivimos?

Sí, sobreviviremos a esta crisis. Los Artairs McCleods del mundo nos mostrarán el camino a seguir.

Xavier Borrell

El dinero de los demás
Justin Cartwright
Ático de los libros
Traducción Isabel Fuentes García
ISBN: 978-84-938595-2-7
Páginas: 400
Año 2011


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada