dilluns, 5 de desembre de 2011

'La cola de serpiente' - Leonardo Padura



LA COLA DE LA SERPIENTE, de LEONARDO PADURA
TUSQUETS EDITORES
1ª Edición: 2011
Género:  Novela negra
Pág.: 185
I.S.B.N. : 978-84-8383-362-9

Cuentan que en La Habana los duros son más duros y las golfas más golfas, dicen que hay que tener más cuidado que en ningún otro sitio si se quiere salir ileso de su Barrio Chino, ser una sombra que ni oye ni ve, ser casi un fantasma… La teniente de la policía, Patricia Chion, un verdadero bombón, le pide ayuda al ex policía Mario Conde, otrora ejemplo de eficiencia en las labores detectivescas, y reconvertido en una especie de marchante de libros descatalogados y antiguos. El caso es el de un anciano que aparece en su casa ahorcado con un dedo amputado y un extraño tatuaje marcado a filo de navaja en su pecho: un círculo y dos flechas. Todo hace sospechar que se trata de un ritual de santería, algo no inhabitual en la ciudad, y menos en el Barrio Chino, aunque lo realmente inquietante es la historia oculta de desesperación, abnegación y desgracias, que Conde logra destapar a raíz de su investigación… “tuvo que encontrar la cola de la serpiente para llegar a su cabeza”.
Leonardo Padura ( La Habana (Cuba), 1955), licenciado en filología por la universidad de La Habana, guionista, periodista y crítico, es autor de las novelas “La novela de mi vida”, una alegoría que gira alrededor del poeta José María Heredia, “El hombre que amaba a los perros”, quizá su mayor reconocimiento internacional en el que reconstruye las vidas de Trotsky y Ramón Mercader, y la serie de novelas policiacas protagonizadas por el detective Mario Conde: “Pasado perfecto”, “Vientos de cuaresma”, “Máscaras”, “Paisaje de otoño”, “Adiós, Hemingway” y “La neblina del ayer”, merecedoras algunas de ellas de premios como el de Café Gijón en 1995, el Premio Hammett en 1997, 1998 y 2005, el Premio de las Islas en 2000, en Francia, y el Brigada 21. “La cola de la serpiente” es la última novela de la serie, donde el autor vuelve hacer con su protagonista, y el ambiente que le envuelve, una atmósfera empalagosa y cuasi hipnótica que hará disfrutar de momentos de verdadera satisfacción al lector ávido de buena literatura.

Axel Miralles

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada