divendres, 14 de desembre de 2012

Entrevista a Mats Strandberg y Sara B. Elfgren autores de 'El círculo'


Toda novela escrita a “cuatro manos” encierra  una buena dosis de misterio. Si ya el arte, en buena medida, es una concepción crítica y narcisista del autor en relación a la obra creada, una buena novela, o una magnífica historia, como es el caso de “El Círculo”, es un enigma en cuanto a su calidez y homogeneidad si tenemos en cuenta que han sido dos mentes la que lo ha creado. Más que cuatro manos, parece estar escrita a “dos enormes”, rebosante de ingenio, imaginación y buen hacer.  
Los autores, Mats Strandberg (1976) y Sara B. Elfgren (1980), han tenido a bien contestarnos a una batería de preguntas sobre “El Círculo”, el primer título de una trilogía sobre un mundo de fenómenos sobrenaturales, un thriller vertiginoso y atrayente que a buen seguro será uno de los grandes y exitosos libros en esta Navidad.

Propera Parada Cultura: La primera pregunta, como se dice en España, es de “cajón”, ¿qué hizo que dos personas que apenas se conocían emprendieran un proyecto como el que habéis hecho? ¿Cuál fue la chispa que os unió, literariamente hablando?
Mats Stranberg: Cuando hablamos, surgieron ideas entre los dos que eran demasiado buenas como para ser ignoradas. Existía (y existe) una gran química entre ambos, casi como cuando te enamoras de alguien. Por mi parte sólo sé que hacíamos lo correcto, y que lo único que debíamos hacer era correr el riesgo de trabajar juntos.
Sara B. Elfgren: Estoy de acuerdo con todo lo que dice Mats. También añadiría que era una cuestión de tiempo, los dos andábamos buscando algo nuevo que crear. Desde luego éramos también bastante ingenuos, no imaginábamos hasta qué punto se convertiría nuestra unión en un gran proyecto. Fuimos en ese sentido ingenuos y afortunados a la vez.

P.P.C.: Suecia es cuna de excelentes narradores, escritores con un merecido reconocimiento internacional en la novela negra o policiaca, basta recordar a Henning Mankell, Stieg Larsson, o Camilla Läckberg, pero también de autores infantiles o juveniles, como Astrid Lindgren,  la creadora de Pippi Calzaslargas. Obviamente vuestra obra es una novela juvenil (apto para todos los públicos no obstante) pero también tiene algo de cruento en algunas de sus páginas, ¿os sentís influenciados por la corriente literaria de vuestro país u os sentís fuera de modas o corrientes? ¿Cuáles han sido vuestras fuentes de inspiración?
M.S.:   Por supuesto, somos suecos, y probablemente en muchas maneras esto se nota en el libro. Pero nuestras influencias son en su mayoría americanas y británicas, por ejemplo, la serie de televisión “Buffy Cazavampiros”.
 S.B.E.: Estamos muy influenciados tanto por el realismo social tradicional de la literatura sueca, como por los autores de novela negra o policiaca que usted menciona. A pesar de que el libro está inspirado en las historias y leyendas anglosajonas, queríamos crear algo actual, de la Suecia de hoy. A los dos nos encantan las historias de la vida cotidiana cuando chocan con lo mágico.

P.P.C.: Una última pregunta para saciar mi curiosidad antes de haceros las propias sobre “El Círculo”. ¿Os esperabais el éxito que está cosechando la trilogía? 
M.S.:   No nos lo esperábamos para nada. ¡Solamente habíamos escrito el libro que queríamos leer nosotros mismos!
S.B.E.: Realmente, todavía, a día de hoy, no podemos creer todo lo que está pasando.

P.P.C.: Vayamos al libro… ¿Cómo fue el método de trabajo para “El Círculo”?
M.S.:   Desde el principio sabíamos que iba a ser una trilogía, y teníamos una idea básica de las tramas de los tres libros antes de comenzar a escribirlo. A continuación, desarrollamos los personajes, cosa que hizo que habláramos de ellos sin parar. “El círculo” ocupó completamente nuestras vidas, una vez empezamos a escribirlo. Trabajábamos todo el tiempo, incansablemente, y a la par de otros trabajos distintos cada uno de nosotros. Juntos, Sara y yo, tuvimos que encontrar el lenguaje correcto, conocer la historia, las emociones de los personajes, todo, incluso teníamos que tener en cuenta las tramas de los demás libros de la trilogía. Fue un trabajo muy duro , pero muy divertido también.
 S.B.E.: Sí, trabajamos mucho, pero al mismo tiempo fue tan divertido que en realidad no lo sentíamos como trabajo... Nuestro método básicamente se centraba en planificar cuatro capítulos, para a continuación escribir dos cada uno. Luego nos pasábamos los capítulos uno al otro, y los editábamos. Sin misericordia. Después repasábamos juntos los cambios que hubiéramos realizado cada uno de nosotros, los discutíamos hasta que nos poníamos de acuerdo en todo. Una vez cerrado esos cuatro capítulos, lo disponíamos todo para los próximos cuatro capítulos, y así sucesivamente. Eso no quitaba que algunas veces volviéramos a leerlo todo desde el principio y surgieran nuevos cambios.

P.P.C.: ¿Qué fue lo más difícil al escribirlo?
M.S.: Para mí probablemente todo lo que tiene que ver con las reglas mágicas, y la mitología. Hemos construido un mundo complicado, por lo que hay mucho que tener en cuenta... Es un poco como hacer un puzle, algo muy divertido no obstante.
S.B.E.: A mí me resulta especialmente difícil no empatizar con los personajes, por lo que me resultó muy desagradable describir cuando le suceden cosas horribles a nuestros personajes. Queríamos mostrar a nuestros lectores de que nadie está a salvo en nuestros libros, todo el mundo está en peligro. Tanto Mats como yo nos sentimos muy mal en esas ocasiones, porque amamos a nuestros  personajes muchísimo. ¡Aún después de saber lo que pasa en el libro, me siento mal cada vez que vuelvo a leerlo y veo lo que le hacemos pasar a nuestros personajes!

P.P.C.: Para que los lectores que no conozcan aún nada de la saga, ¿podíais resumirme o decirles algo, cada uno lo que quiera, sobre ella?
M.S.: La historia básica es la siguiente: un grupo de jóvenes adolescentes en un pequeño pueblo deprimente de Suecia descubren que son brujas. Son las elegidas, y tienen que aprender a trabajar juntas para salvar al mundo, pero eso no será fácil  porque, al mismo tiempo, alguien o algo está tratando de matarlas una a una... Aunque esta es la trama principal, el libro también intenta reflejar que todo el mundo tiene que ser un “superhéroe”  y lo es a veces, especialmente en el instituto.
S.B.E.  La trilogía al completo versa sobre la amistad, la confianza en uno mismo, el amor, el esfuerzo y la recompensa al trabajo, la vida en el instituto y sus estratos sociales, la autoridad, la empatía, la solidaridad, los padres y la familia... entre otras muchas cosas…

P.P.C.: De todas las chicas, las “Elegidas”, ¿cuál es la preferida de cada uno de vosotros?
M.S.:   Yo las quiero a todas por igual. Sé que no es una respuesta muy original, pero es la única respuesta verdadera.
S.B.E.: Yo pienso lo mismo que Mats. Las diferencias tan marcadas entre los personajes es lo que ha hecho que sea tan divertido el escribir el libro, por lo que espero que también lo sea al leerlo.

P.P.C.: ¿Creéis en la magia?, ¿en las brujas?, ¿en los hechos paranormales?
M.S.: Yo particularmente tengo una mentalidad muy abierta. No lo sé, no tengo la menor idea, pero… ¿por qué no? El hecho de que el mundo en sí exista, es algo realmente mágico.
S.B.E.: Aunque me gusta leer sobre temas sobrenaturales, en la vida real tiendo a buscar siempre una explicación racional o natural. Pienso que es saludable mantener siempre un espíritu crítico, pero seguramente no lo sé todo sobre nada, ni lo sabré nunca. Así que no puedo dar un “no” rotundo  a tu pregunta. Pienso que sería muy excitante e interesante si lo sobrenatural terminara siendo algo totalmente natural.

P.P.C.: ¿Para qué lectores está indicada la lectura de “El Círculo”?
M.S.: Tenemos lectores de todas las edades. Y nos hace tremendamente felices saber de que muchos de ellos son hombres, porque no son pocos los que piensan que si un libro lo protagoniza un niño, es un libro que pueden leerlo niños y niñas, pero si por el contrario lo protagonizan chicas, el libro es un libro exclusivamente para chicas. Un absurdo; es como decir y afirmar que los lectores masculinos no tienen ni imaginación, ni empatizan con nadie.
S.B.E.: Nosotros estamos muy contentos con el amplio abanico de lectores, ¡con respecto a la formación, sexo y edad! Una persona mayor, o un anciano, antes ha sido un adolescente, por lo que puede sentirse perfectamente identificado. De todos modos tampoco hay que pensar que la novela trata sobre la adolescencia, más bien que los personajes del libro están teniendo una experiencia vital en un determinado momento de sus vidas.

P.P.C.: ¿El mal realmente está entre nosotros?, ¿puede pasar desapercibido?
M.S.:   Yo no creo en el mal, como una fuerza. Pero creo que el mundo está lleno de gente que hace cosas malvadas. También pienso que la mayoría de esos "malvados" creen que hacen lo correcto. Y sí, puede pasar inadvertido, porque la mayoría de la gente no quiere pensar en ello. Prefieren fingir que no pasa nada malo a su alrededor.
S.B.E.: Mats ha dicho todo lo que yo diría, por lo que no tengo nada más que añadir.

P.P.C.: ¿Creéis que la fantasía en los tiempos de crisis que nos azota es más popular?
M.S.:   Tal vez sea porque la fantasía puede ser utilizada de una manera muy efectiva para hacerse preguntas morales, por ejemplo. Pero la fantasía siempre ha estado aquí, sólo hay que echar un vistazo a las antiguas historias de hadas, por ejemplo.
S.B.E.: La gente desde siempre se ha inventado historias maravillosas  sobre cosas que no son reales. La fantasía,  como género literario, tiene sus raíces en la época romántica, y desde entonces siempre ha estado presente. ¡Claro que la fantasía es muy popular en este momento de crisis mundial, pero la fantasía también lo fue durante  las épocas de mayor auge económico!

P.P.C.: ¿Cuándo se publicarán en nuestro país los otros dos libros de la saga?
M.S. y S.B.E.: ¡Nos da miedo de que usted le pregunte eso mismo a Maeva Young! (Ambos ríen)

P.P.C.: ¿Tenéis más proyectos en mente en común?
M.S.:   Aunque de momento ambos tenemos en mente proyectos en solitario, yo, sin dudarlo, quiero volver a trabajar con Sara. Hemos hablado de algunas cosas, y en el futuro…
S.B.E.: Por lo pronto, es de esperar que viajemos mucho para la promoción del libro durante los próximos dos años. ¡Sería estupendo ir a España a visitar a nuestros lectores de allí!

P.P.C.: Para acabar, voy a “plagiar” una pregunta que una vez escuché que le hicieron a un autor en un programa de radio: Si pusiéramos un menú de tres platos de libros: entrada, primer plato y postre. ¿Qué libro colocaríais en cada sitio?
M.S.:   De entrada: la novela gráfica “Fun Home” de Alison Bechdel, además de ser uno de mis libros favoritos de todos los tiempos, ¡es el primer regalo que Sara me hizo! De primer plato: “Fantasmas” de Peter Straub, aterrador y emocionante. De postre: “Prep” de Curtis Sittenfeld, porque es una historia muy amarga y a la vez bella que trata sobre los años de la adolescencia.
S.B.E.:  Para empezar, me gustaría servir “How to be a woman” de Caitlin Moran, es una lectura divertida y ligera, pero al mismo tiempo que contiene una gran cantidad de “nutrientes” que la hará un tema de conversación mientras la comida. Como plato estrella serviría “Entre extraños” de  Jo Walton, porque es uno de los mejores libros que he leído este año y es de ser buena persona compartir con los demás algo tan delicioso. Y como postre ofrecería los cinco volúmenes de “Locke & Key” de Hill y Rodríguez, una obra de arte, jugosa, que te impedirá dejar de leer y así poder continuar con la cena hasta altas horas de la noche.

Entrevista realizada por Jesús Cuenca Torres.
El Círculo 

Mats Strandberg Sara B. Elfgren 
Idioma original: Sueco
Nº de páginas: 512
ISBN: 978-84-15532-07-1
Año: 2012
Traducción: Montes, Carmen





Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada