diumenge, 23 de desembre de 2012

'Más amor y menos Ibuprofeno. El dolor de cabeza y las emociones' -David Ponce



David Ponce (Barcelona, 1968) es una rara avis en su mundo.  No tanto por querer alejarse de la medicina alopática y acercarse a la homeopática, si no más por querer saber y conocer sobre el paciente, en una época en que las visitas al médico son auténticos tour de force. Para Ponce es más importante conocer qué tipo de paciente tiene la enfermedad que conocer el tipo de enfermedad que tiene el paciente. Y eso solo se consigue hablando, preguntando y empatizando con el paciente.
                Explica Ponce, que el tan temido y odiado por muchos, dolor de cabeza, excusa para todo tipo de quehaceres, no es una enfermedad, sino un síntoma, así que hay que buscar el origen del mismo, allí donde esté.
                Cuenta en el libro, por boca de muchos de sus pacientes, que uno de estos llegó a la consulta con el diagnóstico de dolor de cabeza en racimo, cuando este tipo de dolor se da en gente más mayor y no en alguien tan joven como el paciente. Ponce no tardó en preguntarle: ¿qué problema tienes en casa? A lo que el joven no tardó en contestarle: “Mi madre, que me agobia”. Esa era la razón de su dolor de cabeza. Por ello a día de hoy, con la cantidad de problemas de tensión que padecemos,  ya sea debido a la crisis que nos agobia, a nuestro entorno personal, nuestro puesto de trabajo o por cualquier otra causa que nos estrese más de lo normal, se entiende que tanta gente tenga el Ibruprofeno como medicamento de cabecera. Y no debería ser así. Con unos pequeños cambios en nuestros hábitos diarios, ya sean alimenticios o deportivos, por poner dos rápidos ejemplos, a largo plazo, encontraríamos una respuesta más efectiva que no haber recurrido a la medicina convencional.   
                Está bien claro que todo nuestro cuerpo está unido por ramificaciones y que todas ellas van a parar a nuestro cerebro. Así que si hay algo dentro de nosotros que no funciona, nuestra cabeza será la primera en enterarse. Ya sea un intestino algo obturado o un hígado lleno de fármacos.
                En Más amor y menos Ibuprofeno, David Ponce nos enseña primero cómo es nuestro cuerpo por dentro (en la gran mayoría de los casos el dolor de cabeza recae en un problema circulatorio-nervioso), nos explica qué provoca dolor de cabeza (ya sea esta una causa circulatoria, mecánica, hepatodigestiva, hormonal o emocional), cómo podemos tratarlo (dando especial importancia a la alimentación así como a los estímulos externos) y algunos casos especiales de dolor y finalmente un decálogo para tratar cada una de las cinco causas principales del dolor, las cuales si seguimos a pies juntillas conseguiremos un alivio con nuestro dolor.
                Como en todos los libros de autoayuda, no se consiguen milagros de un día para otro, pero sin ningún tipo de duda si seguimos los consejos de David Ponce, máster en Osteopatía y graduado en Fisioterapia y autor también de otro título que ahondaba también en las emociones, esta vez para curar el dolor de espalda (El dolor de espalda y las emociones. Plataforma Editorial, 2010), al igual que sus pacientes, conseguiremos sentirnos mucho mejor.

                Para más información www.clinicaosteopática.com

                SALVA G.

Título: Más amor y menos Ibuprofeno. El dolor de cabeza y las emociones.
Autor: David Ponce
Editorial: Plataforma Editorial
Edición: 1ª edición, noviembre 2012
Número páginas: 184 pp.
I.S.B.N: 978-84-15750-04-8

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada