dimecres, 12 de desembre de 2012

Entrevista a Griselda Martín Carpena autora de ‘Hacer de paciente no es fácil. De médico tampoco’




La escritora y médico Griselda Martín Carpena deja temporalmente su faceta de novelista para ofrecernos este compendio de anécdotas ocurridas en su carrera profesional a lo largo de los años. ‘Hacer de paciente no es fácil. De médico tampoco’ es un libro en que la sonrisa no abandona en toda la lectura y en que se nota el buen oficio de su autora en la forma de escribir.

¿Cuándo decidiste pasar de escribir novelas, a un libro de tus anécdotas como médico de familia?
No he pasado de escribir novela. La segunda parte de MUJERES EN LA SOMBRA está en mi agencia Sandra Bruna en espera de editar. Estoy corrigiendo una tercera novela y tengo estructurada otra. Este libro de anécdotas me lo sugirieron unos amigos, Esther y Mario, cuando les explicaba historias que me sucedían en la práctica de la medicina. Escribir HACER DE PACIENTE NO ES FÁCIL me ha servido de terapia para quitarle drama a la crudeza de la practica clínica. También se viven momentos divertidos en una consulta de primaria y considero que es una pena que se pierdan.

En el libro das a entender que en ocasiones hay que tener un sexto sentido para entender a los pacientes…
La intuición de los médicos se adquiere con la experiencia. Un médico de primaria suele atender a varias generaciones de la misma familia. Conoces sus problemas tanto físicos, psíquicos como sociales y se crea un lazo de empatía muy potente. A menudo, tan sólo con la expresión de la cara, ya detectas si algo no funciona.

¿Todas las anécdotas que cuentas son reales y te han pasado a ti?
En un 99% me han pasado a mi. El resto me las han contado compañeras de la zona.

¿Afectan los recortes a la sanidad en aumentar el número de problemas en diagnosticar a los pacientes?
Los recortes en sanidad ya han traspasado la línea roja. Pienso que son un pretexto para privatizar una sanidad pública que ha sido envidiable en el mundo. Ante este tema me indigno y creo que es un maltrato a la sociedad, sobre todo a la población más débil. Tardar un año para que te visite un especialista o más de dos para ser intervenido, por ejemplo de un túnel carpiano, es aberrante. Por culpa de ello tengo pacientes que han perdido el trabajo y otros que no se medican porque no pueden pagar el euro por receta. Recortar en sanidad es una perversión. Que recorten y castiguen a quienes han provocado esta crisis, ineptos y corruptos, no a los enfermos.

¿Crees que en la facultad se prepara a los médicos para encontrarse con pacientes poco comunicativos?
No mucho. Los pacientes son comunicativos, pero como es normal no tienen el lenguaje de los médicos, al igual que los médicos no tenemos, por ejemplo el lenguaje de los abogados o arquitectos. Creo que médicos y pacientes, sobre todos los primeros, hemos de adaptarnos porque nuestro final es entendernos. No eres peor médico porque preguntes a un usuario si arranca en lugar de si esputa…


¿Es imposible dejar de lado tu faceta de escritora a la hora de atender consultas?
No puedo evitarlo. Cuando me ocurre un hecho curioso en la consulta voy tomando notas. Me da pena que una situación especial se pierda en el olvido. Al escribir me pasa algo parecido, siempre se cuela un médico en alguna escena. Chejov que era medico y escritor, decía que la medicina era su esposa y la escritura su amante. Comparto la idea.

En general lo que cuentas en el libro son situaciones humorísticas, pero imagino que habrá mucho drama que mejor olvidar…
En sanidad se viven situaciones muy tristes. Nunca estamos preparados para enfrentarnos con la muerte, ni tan siquiera los profesionales. Intento no llevarme los problemas a casa, pero no siempre lo consigo. Con este libro, en efecto, he intentado mostrar las situaciones divertidas. Es preciso reír. Es una buena terapia.

¿Te atreverías ha hacer una segunda parte con anécdotas de otros colegas médicos o te han quedado tuyas por poner?
Han quedado muchas situaciones hilarantes por narrar. Cada día se generan nuevas. Cuando se enteraron que estaba escribiendo este libro, muchos compañeros me explicaron anécdotas increíbles. No descarto nada.

¿Quién te ha hecho esa ilustración tan moderna del libro?
La ilustradora es Miriam Calvís, mi hija, a la que admiro como profesional de la ilustración y la pintura. Es muy buena y le auguro un futuro prometedor.

¿Cómo te sientes dentro del grup Aut@rs de Cornellà? ¿Cuáles son vuestros próximos proyectos?
El grupo de AUT@RS ha sido uno de los mejores proyectos en los que he participado. Somos un grupo de escritores entre los que hemos forjado fuertes lazos de amistad. El escritor pasa horas en soledad delante de su portátil. Compartir ideas, sueños y también penas, que las hay, nos empuja a seguir en el camino, a luchar en un mundo que es difícil, lleno de barreras.

Tenemos un montón de proyectos que aumentan cada vez que nos reunimos. El próximo es un libro que llevará por título OVNIPRESENTES. Organizamos lecturas de relatos en rincones de la ciudad, talleres literario y queremos también llevar la literatura a las escuelas, contagiando a los más jóvenes nuestro amor a las letras. Como dijo Josep, un compañero del grupo: Leer os hará libres.

¿Dónde podemos encontrar ‘Hacer de paciente no es fácil. De médico tampoco’?
Los ejemplares acaban de ser impresos, pero ya se pueden adquirir en diferentes librerías y por vía on line. En breve, estarán disponibles en más puntos de venta.

—La editorial Círculo Rojo los vende on line, tanto en papel como E-book http://editorialcirculorojo.com/novela-ii/hacer-de-paciente-no-es-fácil-de-médico-tampoco/
—A demanda en el Corte Inglés de toda España.
—Abacus de Cornellá ya los tiene a la venta.
—Se pueden encargar al correo: hacerdepaciente@gmail.com

Xavier Borrell

Hacer de paciente no es fácil. De médico tampoco
Autora: Griselda Martín Carpena
Colección: Círculo rojo - Novela
Páginas: 126
ISBN: 978-84-9030-536-2
Formatos: Edición rústica con solapas
Tamaño: 15 x 21 cm
Editorial: Editorial Círculo rojo


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada