dijous, 28 de novembre de 2013

'El guardián del tiempo' - Mitch Albom



Con Martes con mi viejo profesor, Mitch Albom (Passaic, Nueva Jersey, 1958) llegó al Olimpo de los escritores. La dura historia de su propio profesor, Morrie Schwartz, aquejado de ELA (Esclerosis lateral amiotrófica) y de sus conversaciones cada martes desde que se reencontraron, ya fantaseaba con el tiempo. El poco que le quedaba para pasar con su viejo profesor, y el escaso que le quedaba a Schwartz hasta quedar postrado en una silla de ruedas con sus funciones motrices paralizadas.

En El guardián del tiempo, nuevamente Albom fantasea con eso tan preciado llamado tiempo. Cuando quieres mucho y te queda poco, o cuando no quieres nada y tienes todo. Sarah Lemon tiene 17 años. No es físicamente agraciada. Y para colmo es todo un cerebrito. Nadie en el colegio quiere ser su amigo. Hasta que conoce a Ethan. El chico con el que todas las chicas del colegio quisieran salir. Ella lo consigue. Ha quedado. A las 20.30. Necesita tiempo para poder vestirse, acicalarse y llegar a tiempo a la cita.
                Victor Delamonte ronda los 85 años. Inmigrante. Cumplió su sueño. Creó un imperio. Tiene todo lo que un hombre puede querer. Pero su enfermedad terminal le impide tener aquello que él más desea: más tiempo.

                Tiempo. Algo que en una época no tenía nombre. Nadie lo contaba. No había que correr para llegar a tiempo. Ni había que ganar tiempo. Ni ahorrar tiempo. Ni hacer cada cosa a su tiempo. Solo había que perder el tiempo. Hasta que Dor empezó a hacerlo. A partir de aquel momento todo cambió. Él se convirtió en el guardián del tiempo.
                Hay gente  a la que le parecerá un mito. Pero el Padre Tiempo existe. Antes de enojar a Dios, Dor era un simple mortal. Ahora su destino es escuchar las súplicas del mundo en una cueva. E intentar ayudarles volviendo a latierra.

                Desde la cueva en la que está recluido, con su pelo largo y su barba hasta las rodillas, tras la muerte de su esposa Alli, escucha las voces incesantes que brotan desde un charco al fondo de la cueva, las voces de los habitantes de la tierra que solo quieren una cosa: tiempo.

                Una vez en la tierra, y trabajando en una relojería, ironía fina por parte del escritor, debe encontrar a Sarah y Victor para enseñarles el verdadero valor de la palabra tiempo.A Victor se le acaba. Su enfermedad es terminal. Pero el quiere criogenizarse para poder vivir eternamente.  Sarah tiene todo el tiempo del mundo, sus 17 años le avalan, pero quiere huir de él. La negativa de Ethan a salir con ella le empuja al suicidio.

                Debemos reflexionar sobre la importancia de las cosas que hacemos durante nuestra vida y valorar el tiempo que tenemos. El guardián del tiempo no quiere ser un libro de autoayuda, ni seguramente acabe siéndolo tras su lectura, pero sin ningún tipo de duda nos hará preguntarnos muchas cosas sobre la actitud que tenemos a la hora de afrontar nuestra vida y aunque sea solo un poco, sí que acabará ayudándonos tras su lectura si conseguimos responder a las preguntas que nos ofrece .

SALVA G.

Título: El guardián del tiempo
Autor: Mitch Albom
Traducción: Jofre Homedes
Editorial: Maeva
Edición: 1ª edición, noviembre de 2013
Número de páginas: 230 pp.
I.S.B.N. 978-84-15532-81-1

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada