dimecres, 13 de novembre de 2013

'Un cadáver entre plato y plato' - Tom Hillenbrand


Xavier Kieffer es un buen cocinero, y podría haber sido un excelente cocinero si hubiera querido, tenía clase para ello, pero decidió no serlo. Es propietario del restaurante Les Deux Églises, situado en el corazón de Luxemburgo, donde ofrece cocina clásica de la zona, realizada con mucho cariño. No tiene estrellas. Ni tampoco hace nada por tenerlas. Sus platos son ideales para la zona, un restaurante convertido en el punto de encuentro de los funcionarios que trabajan en las diferentes sedes de la Unión Europea.

                Su vida es fácil. Sin sobresaltos, sin presiones. Hasta una noche.

                Un reputado crítico gastronómico que trabaja para la prestigiosa guía Gabin, llega a su restaurante a la hora de la cena. Mientras esta tiene lugar, y entre plato y plato cuando sale al aparcamiento para atender una llamada de teléfono, cae desplomado al suelo, muerte fulminante.

                Nadie sabe cómo ni por qué Agathon Ricard, de cuarenta y dos años y uno de los mejores críticos de la guía Gabin, llegó al restaurante de Kieffer aquella noche.  Lo único que el joven comisario Didier Manderscheid tiene claro es que el muerto tenía una de las tarjetas de reclamo de Les Deux Église, lo cual hace que Kieffer sea el primer sospechoso.

                Es a partir de este momento en el que la acción empieza a desarrollarse, entrando en la trama infinidad de nuevos personajes que irán dando a la historia mayor sabor.

                Como por ejemplo su buen amigo Pekka Vatanen, alto funcionario luxemburgués de la Unión Europea, que no duda un instante en echar una mano a su amigo. O Valérie Gabin, treinta y seis años, nieta de Auguste Gabin, y actual directora de la guía Gabin. O Paul Boudier, chef del Renard Noir y mentor del propio Kieffer, desaparecido tras declararse un incendio en su restaurante de dos estrellas. O Klaus Scheuerle. Doctor en química y biología que trabaja en el Instituto Max Planck de Tecnología de los Alimentos. O Leonardo Esteban Gutiérrez  mediático chef, compañero de Kieffer durante su estancia en el Renard Noir. O Aaron Keitel, propietario de la empresa Food Sleuth, y uno de los mejores foodscout que se conocen en la actualidad.

                Todos estos protagonistas van tejiendo una trama que además de servirnos para salivar, ya que no son pocas las ocasiones en que Tom Hillenbrand (Hamburgo, 1972) nos describe paso a paso, como si se tratase de una receta, los platos que nuestros personajes comen, nos mantiene en vilo durante toda la trama.
                Aunque el mcguffin del libro sea un ingrediente exótico, que debemos conocer al final del libro, también es cierto que no es más que eso, una excusa para dar comienzo a la historia, en un rápido y poco explicativo prólogo.

                Lo que sí queda bien claro es que muchas de las comidas que ingerimos son más falsas que un duro sevillano. Ya lo dice uno de los protagonistas del libro, no hay suficiente vainilla en el mundo para poder abastecer la demanda, ni fresas, ni canela, ni muchos de los alimentos que el mundo tanto y tan rápido demanda.

                Así que ahí es donde entran los químicos y deben encontrar un sucedáneo que sirva para lo mismo que el original.

                Así que podemos decir que “Un cadáver entre plato y plato” es también un pequeño tirón de orejas a la humanidad que pide más de lo que hay, y que tras su lectura nos puede llegar a preocupar, y no solo por la denuncia del famoso síndrome del restaurante chino. Deberíamos saber lo que comemos. Encontramos denuncias a las grandes empresas de alimentación, en donde hacen prevalecer sus ingresos monetarios a la calidad y la salud de sus clientes.

                Sí, Tom Hillenbrand ha conseguido con su primera novela una perfecta mezcla de thriller, denuncia, libro de cocina, e incluso novela negra en contadas ocasiones, sin que le queden esos molestos grumos que aparecen en las salsas mal unidas.

                Interesante, le seguiremos la pista en sus próximos libros.
               
SALVA G.

Título: Un cadáver entre plato y plato
Autor: Tom Hillenbrand
Traductor: Albert Vitó I Godina
Editorial: Grijalbo
Número de páginas: 264 pp.
Edición: 1ª edición, octubre de 2013
I.S.B.N. 978-84-253-5106-8

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada