dimecres, 3 d’agost de 2011

Bacarrá - Óscar Urra

Bacarrá
 Óscar Urra
Editorial: Salto de Página
Mayo 2011
ISBN: 9788415065098
Género: Novela
Pag. 216

 Bacarrá es el punto y final de una trilogía que Óscar Urra comenzó con A timba abierta y continuó con Impar y rojo, todas ellas publicadas por Salto de Página. En esta ocasión el investigador Julio Cabria, intentará localizar a los asesinos de su hermano mientras se juega los cuartos en diferentes antros madrileños de mala muerte y peor vida. Si bien respecto al juego Cabria atraviesa una buena racha, su vida privada tiende al desbarajuste, al caos casi absoluto, apenas unos  restos del naufragio de la noche madrileña. Con una Glock como única compañía y la colaboración del inspector Meléndez y de un cura justiciero, Cabria desentraña la formación y progresiva desaparición de un cuerpo de guardaespaldas de élite y los turbios manejos de la organización y de sus impulsores. Pero no todo ha ser riesgo y personajes acanallados, que los hay en Bacarrá, y muchos; la escena final que recoge la boda de Meléndez con la ex esposa de Cabria es digna del mejor Berlanga.
         No todo queda cerrado en la novela, ni todas las cuentas quedan saldadas. Uno de los personajes, una bella ajedrecista que merecía mejor suerte narrativa, aparece y desaparece de la vida del investigador sin que consigamos saber apenas nada; quizás sea la pista que permita al autor trascender la trilogía.
         Dos son, a mi entender los valores que permiten recomendar Bacarrá sin reservas: un estilo magnifico y no siempre habitual en las  novelas de género, y un deambular del protagonista por las calles y los tugurios de Madrid que aproxima al lector a una ciudad voluntariamente oculta, una ciudad sólo para iniciados que escapa a la apreciación del visitante ocasional. El conocimiento del lenguaje que demuestra Oscar Urra en esta tercera parte de su trilogía es i deslumbrante y su manejo evidencia un oficio primoroso y una gran pericia. Sustantivos apropiados y adjetivos abundantes, necesarios e impecables. Si los posibles lectores de Bacarrá desean comprobar lo que afirmo bastará con que sigan la timba que describe el autor en el primer capítulo y se aproximen de la mano de Urra a los tipos que en ella participan, o lean el discurrir de la boda de Meléndez en el capítulo final.

Empar Fernández

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada