dissabte, 13 d’agost de 2011

Caramelos - Mian Mian



Caramelos
Mian Mian
La factoría de ideas
Trad. Olga Usoz
Pág. 287

A veces, un reclamo de novela maldita no basta para dar con una buena novela

En España parece que seguimos viviendo de los tópicos.  Aquello que está prohibido fuera, casi por defecto, debería interesarnos y, por ende, venderse como rosquillas  y ser considerado de excelso. Y quizás sí que pasa en alguna ocasión, pero no siempre, no, al menos, con Caramelos, cuyo subtítulo / reclamo utilizado por la editorial en la misma portada dice: “Una novela prohibida en China por su visceral realismo”. Nada por aquí, ni nada por allá de calidad u originalidad de la escritura, imaginación o cualquier otra explicación más literaria.
Si a esto le añades el reclamo de que hablamos de una autora china, de familia de intelectuales, el cóctel de incentivo para la venta ya está fabricado. ¡Qué malos los chinos que prohíben y no dejan expresarse en libertad a sus ciudadanos!
Vayamos por partes.
La joven escritora china –nacida en 1970, o sea cuarentona ya-, nos narra una historia de submundo de drogas, prostitución, incomprensiones juveniles, suicidios y alcohol. Nada nuevo sobre el horizonte narrativo desde las maestrías de los americanos de los años sesenta. De hecho podría ser –y quizás lo es- la historia misma de la autora narrada en primera persona como si fuera la protagonista de sus años jóvenes. Sabido es que las novelas en muchos casos tienden a tirar de biografía personal. Y en realidad eso es lo que a mí me ha parecido, un buen número de páginas enlazadas por la voz de Hong, que a los diecisiete años deja sus estudios y se marcha a la ciudad de Censen, rodeada de recuerdos y nuevas vivencias y, eso sí, con el reclamo de la música en sus páginas.
A estas alturas, hasta yo me pregunto si no se ha publicado en China porque con más de 1400 millones de habitantes al menos un diez por ciento ha escrito lo mismo y las librerías están saturadas; o es en realidad una censura.
En cualquier caso, parece que tiene más títulos publicados: “We Are Panic (Wo Men Hai Pa)” (2001), “Todo Niño Bueno Merece Comerse Un Caramelo (Mei Ge Hao Haizi Dou You Tang Chi)” (2002), “Social Dance (Shejiao Wu)”, “Nueve Objetos De Deseo (Jiu Ge Mubiao De Yuwang)” y “Panda Sex (Xiong Mao)” (2004), así que intuyo que seguiremos escuchando hablar de ella.


Nichiyobi

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada