divendres, 26 de juliol de 2013

'Una canción para Marion' una emocionante historia, ya en cines


Marion (Vanessa Redgrave) es una mujer mayor enferma de cáncer que forma parte de un coro de jubilados que se propone participar en un concurso nacional. Arthur (Terence Stamp), su marido, es un hombre rígido y sombrío que no aprueba que ella invierta sus últimas fuerzas en cantar en un coro que, a su entender, resulta ridículo. Por otra parte Arthur experimenta un temor atroz ante la posibilidad de perder a Marion, la mujer a la que lleva queriendo toda su vida, al tiempo que mantiene una pésima relación con su hijo.

Una canción para Marion es otra de las producciones británicas de bajo presupuesto que tanto recuerdan a Full Monty y que, como Full Monty, resultan eficaces y, en este caso, profundamente conmovedoras. La historia presenta lagunas y en ocasiones resulta poco creíble, sin embargo sus protagonistas la elevan de forma espectacular. Tanto Vanessa Redgrave, una Marion tierna a la que resulta difícil no adorar, como Terence Stamp, un personaje adusto de formidable presencia y envidiable porte, bordan unos personajes con los que ambos parecen confundirse. Una película de emociones a flor de piel que acaba bien pese a acabar mal. Recomendable. Interpretaciones memorables.

Advertencia: si son de lágrima fácil no se dejen el pañuelo en casa.  

Empar Fernández



Título: Una canción para Marion
Título original: Song for Marion
Duración: 93 minutos
Nacionalidad: Reino Unido
Director: Paul Andrew Williams
Guión: Paul Andrew Williams
Género: Drama/Comedia
Reparto: Vanessa Redgrave, Terence Stamp, Gemma Arterton, Christopher Eccleston
Productora: Steel Mill Pictures / Coolmore Productions / Film House Germany / Egoli Tossell Film

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada