dijous, 2 de febrer de 2012

Entrevista a David C. Hall autor de 'Barcelona Skyline'

"...soy bastante ingenuo. Prueba de ello es que he sido sindicalista, he votada a Obama... para citar solo algunas de mis ingenuidades más confesables..."

Vuelve Elso Bari, el inspector de Chicago, para en este caso intentar investigar un asesinato en Barcelona en el que encontará una serie de confusiones y problemas, en los que pondrá todos sus sentidos para salir adelante, en un cúmulo de adversidades. Con esta novela ganadora del XV premio de Novela negra ciudad de Getafe el escritor de Wisconsin afincado en Barcelona David C. Hall se afianza dentro del panorama negrocriminal y ahora nos contesta a unas preguntas.

¿Qué cualidades tiene Barcelona que tantos autores de novela negra la escogen como escenario de sus tramas?

Supongo que se podrían resumir con la palabra “atmósfera”, esa atmósfera cutre y canalla que se encuentra en las primeras novelas de Carvalho y en la obra de Juan Marsé. Ahora esa atmósfera está medio escondida tras los escaparates de una ciudad moderna y consumista, pero sigue allí. Como todas las grandes metrópolis, Barcelona es un lugar de contrastes, sobre todo entre el lujo y la miseria, pero Barcelona, además, tiene mar y montaña, es una ciudad catalana pero poblada también por charnegos y extranjeros, inmigrantes del mundo pobre en busca del pan y extranjeros del mundo rico en busca de cultura, amor y cerveza barata, por no hablar de mafiosos internacionales que quieren encontrar un escondite de lujo o una buena  inversión de dinero más bien sucio.
Y luego Barcelona tiene historia, un pasado que se puede palpar en las callejuelas y las casas. Y esto hace que las historias que contamos, si las contamos bien, funcionen a más que un nivel y que la propia ciudad sea, más que un simple escenario, protagonista.

Elso Bari, el protagonista de “Barcelona skyline” es un personaje de un escepticismo radical. ¿David C. Hall, su creador, comparte ese sentimiento?

No, yo soy bastante ingenuo. Prueba de ello es que he sido sindicalista, he votada a Obama... para citar solo algunas de mis ingenuidades más confesables. Pero, como dice un amigo mío, mejor ser ingenuo que hijo de puta.

David C. Hall es autor, entre otras obras, de tres novelas negras: Cuatro días, No quiero hablar de Bolivia y Billete de vuelta. ¿Por qué esa preferencia por el género negro?

Bueno, he escrito otras cosas, pero parece que creen que es lo que se me da mejor. Es una manera de mirar el mundo -y de intentar entenderlo-. En este sentido la novela negra es una especie de metáfora. Hay una escena en la película Queimada, que creo que es de Costa Gavras, en la que alguien pregunta al personaje de Marlon Brando, que es una especie de agente de la CIA, pero del siglo XVIII, qué es lo que quiere. Y Brando dice que quiere entender las cosas. Que es lo que intentamos todos. Y fracasamos, evidentemente. Eso forma parte de la poética de la novela negra, creo, ese intento. Y ese fracaso.

 Elso Bari comparte con algunos de los detectives de la novela clásica americana una agitada vida sexual. ¿Hay en ello un afán de emulación, de homenaje…?

Yo he tenido bastantes amigos -y amigas- que al menos durante una época llevaron lo que se podría calificar como una agitada vida sexual. Y muchos otros que lo intentaban sin demasiado éxito. En la vida moderna el sexo es de las pocas posibilidades de aventura que nos quedan y, por lo que yo he visto, los bares de copas están llenos de aventureros y aventureras. Elso es un tipo atractivo -incluso muy atractivo- elegante y que sabe hablar. Le gustan las mujeres y -¿por qué no decirlo?- le gusta el sexo. Es normal que ligue de vez en cuando.
Por otro lado, el sexo forma parte de la trama de esta novela, no está como adorno. Elso tiene una debilidad por el sexo mientras la persona que él termina buscando lo utiliza como arma. Esto, espero, crea una cierta tensión adicional interesante.

¿A qué protagonista de novela negra se asemeja Elso Bari?

Cuando escribes una novela estás intentando crear personajes, situaciones y historias diferentes. Si no, no tiene sentido. Una novela con detective es doblemente complicada porque tienes que hacer un esfuerzo para evitar los tópicos en un terreno que está lleno de ellos. Por eso yo pensé en un detective en un mundo moderno, un tipo que trabaja al margen de la ley. Pensé, en principio, en los detectives malos, como él de Sangre fácil, por ejemplo, o él de JFK de Oliver Stone.
Pensándolo ahora, quizás Elso tenga algo de Pepe Carvalho, la afición por la comida y las mujeres, ese escepticismo al menos aparente de que hablamos antes. Los dos son inteligentes, pero saben que la inteligencia, a veces, no es suficiente. Los dos son hedonistas, pero con ese toque de tristeza que se dice que acompaña todos los placeres de la carne. Pero Elso es americano, más bien lacónico, y aunque se mueve por Barcelona y alrededores con soltura, sabe que es un extraño, con una mirada de extranjero.

¿Qué autor de género destacaría del panorama negrocriminal actual?

Confieso que me he quedado como fan incondicional de Michael Connelly y Scott Turow. Y en el panorama actual de aquí, me quedaría con algunos amigos míos, aunque no por eso, sino por su calidad literaria: Andreu Martín, Mariano Sánchez Soler, Lorenzo Silva, Manuel Quinto...

¿Cree David C. Hall en los premios literarios como forma de promoción de la novela?

Sí, claro. Los premios te proporcionan la posibilidad de ir a los medios, hablar un poquito de lo que has hecho. Y esto ayuda. Pero, evidentemente, hay muchos premios y no todos tienen el mismo impacto, ni mucho menos. Se suele decir que el mundo del libro es muy complicado, que no hay dios que lo entienda, y todos -editores, libreros, escritores, por supuesto- solemos llorar mucho. Va con el oficio.

¿Leeremos nuevos casos de Elso Bari?

Confío que sí. Estoy en ello, porque creo que tengo más que decir sobre este tipo. Ya veremos adónde me lleva.

Empar Fernández

Título: Barcelona skyline
Autor: David C. Hall
ISBN: 978-84-414-2878-2
Colección: Ficción. Voz y Tiempo
240 pag.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada