dimarts, 2 d’octubre de 2012

Entrevista con Suzanne Joinson, autora de "Guía de Kashgar para damas ciclistas"


Con su primera novela Suzanne Joinson nos descubre la ciudad China de Kashgar, donde a principios del siglo XX unas mujeres pretenden fundar una misión para intentar convencer a los lugareños de las bondades del cristianismo, mientras recorren el territorio en bicicleta y escriben una guía para damas ciclistas. Paralelamente en el Londres actual, una mujer descubre algo relacionado con las misioneras que le dará un vuelco en su vida. Nos hallamos ante una novela dulce e interesante.

Xavier Borrell

¿Cómo se le ocurrió la idea de juntar dos historias que son tan diferentes en el tiempo?
Yo sabía que quería escribir sobre mujeres misioneras inglesas de la década de 1920, con lo que empecé a investigar memorias, diarios y narraciones en la Biblioteca Británica. Mientras tanto, viajaba muchopor mi trabajo y en hoteles y vestíbulos del aeropuerto comencé a escribir acerca de viajar, sobre la experiencia globalizada de ser desplazados de la vida normal, del espacio transitorio de habitaciones de hotel y de la sensación infinita de estar siempre huyendo y en busca de un hogar.

Durante un tiempo pensé que eran dos piezas separadas de la escritura pero con el tiempo me di cuenta de que lo que yo quería hacer era unir los dos períodos de tiempo juntos, aunque yo sabía que iba a ser un juego de azar. Quise conocer la experiencia de una mujer que viajaba de vez en cuando. Además, estaba interesada en cómo una Biblia o un cuaderno o una cámara de el desierto de Gobi, en la década de 1920 se puede encontrar en una habitación en Londres cerca de 100 años más tarde. ¿Por qué han viajado esa distancia, geográfica e históricamente, qué historias tienen estos objetos y cómo podría encontrar una manera de saberlo?

Ser una dama ciclista en una ciudad como Kashgar en 1923 tenía que ser algo muy valiente y atrevido...
En ese momento una mujer que escribe sobre bicicletaa era algo muy revolucionario. (Todavía está prohibido que las mujeres anden en bicicleta en muchos lugares del mundo.) Ser misionero también fue una elección de vida inusual. En el período que escribo, justo después de la Primera Guerra Mundial, la mayoría de los hombres jóvenes británicos habían muerto en la guerra, y aunque las mujeres todavía ssperaban vivir una vida conservadora y casarse con un marido. Ser una 'solterona' o las mujeres solas se consideraba todavía una vida secundaria, infeliz. Hubo un gran aumento en las aplicaciones a las misiones de las mujeres en este momento, a través de mi investigación descubrí que a menudo los móviles de llegar a ser misioneros no eran solo religiosos.

A menudo había un deseo de libertad, de viajar, explorar, llegar a nuevos lugares, para escapar de la oscuridad y los confines de una post-guerra mundial en Gran Bretaña. Por lo general, algún tipo de crisis lo precipitaba, una preocupación, la muerte de unos padres, una historia de amor despechada o lo inteligente acerca de convertirse en un misionero, una cosa muy poco femenina. Un misionero renuncia a sí mismo, una vida de devoción, de dar y de abnegación. Este papel era más cómodo para muchas mujeres de más abiertamente que de hombres. La paradoja, por supuesto, era que para realizar este papel se tiene que viajar, vivir aventuras, usar ropa diferente, muy a menudo experimentar con radicales y diferentes tipos de arreglos de vivienda y personales, pero todo bajo el disfraz de "servicio".

¿Hay alguna guía ciclista para damas desde el principio del siglo 20 como la Guía de Kashgar?
Hay una guía de 1896 - 'El montar en bicicleta para damas por Maria E Ward'. Es maravilloso. Un montón de fascinantes capítulos que explican el arte de la bicicleta para las mujeres.

Teniendo en cuenta que Londres es una ciudad muy cosmopolita, ¿crees que estas historias, que involucran a personas de diferentes religiones, es más probable que suceda allí que en otras ciudades?
Personalmente, me encanta Londres. Es una ciudad frustrante, cara, exasperante, pero también es extraordinariamente excitante con energía incomparable. Me hace sentir viva para recorrer las calles y caminar alrededor de ellas. Me gusta la sensación de ser parte de ella, de su tejido de carreteras y edificios. Me gustaría pasar a pasadizos secretos, túneles, pasajes y parques, buscando. Me gusta estar en una pequeña cafetería que sirve el mejor café en el conjunto de la zona de Bloomsbury o conocer la mejor librería de segunda mano, el mejor lugar para un sándwich, un bonito parque cerrado para sentarse en cuando hay viento. Londres es un mapa que jamás para. Culturalmente, es una explosión y sí, los enfrentamientos y las historias entre personas de diferentes religiones y orígenes ocurren con frecuencia: cada parada del autobús, en metro, en tiendas, en todas las esquinas. Esto debe suceder en Londres más que en cualquier otra ciudad del Reino Unido, pero estoy seguro de que es lo mismo en otras ciudades internacionales globales. El Cairo, Beirut, Madrid, Nueva York ...

¿No era un poco audaz y atrevido tratar de persuadir a la gente a cambiar de religión como en la misión de la novela?
Desde nuestra posición tiempo después, se podría decir que eran valientes y audaces, o podría decir que eran engañadores o arrogantes. Depende de cómo se mire. La acción misionera fue en última instancia, inútil y el número de conversos al cristianismo reales muy pequeño. La década de 1920, era un tiempo no políticamente correcta de la historia, se consideró perfectamente razonable que una persona inglesa fuera a una parte diferente del mundo y tratar de convertir a los habitantes locales en una forma británica de hacer y ver la religión. En el caso de los misioneros que fueron a Turkestán Oriental (o, como se llama ahora la provincia de Xinjiang) las cosas fueron particularmente complejas. Los chinos estaban frente a los musulmanes o contra el comunismo ruso. No es de extrañar que se convirtieron muy pocas personas al cristianismo.

¿Hay una gran población cristiana en Kashgar hoy en día?
Hay una pequeña población cristiana en Kashgar. Creo que cerca de el 0.3% de la población.

¿Qué tal fue la experiencia de escribir ficción por primera vez?
He estado escribiendo historias cortas durante mucho tiempo, ésta  es mi primera novela. Era una enorme cantidad de trabajo duro y me tomó unlargo tiempo. Pero ya me he recuperado lo suficiente como para estar trabajando en mi siguiente proyecto.

¿Cómo fue la llegada del comunismo a las misiones cristianas?
La llegada del comunismo en la región marcó el fin de la "era dorada" de las misiones, ya que todos los extranjeros fueron expulsados ​​de China.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?
Una novela sobre un arquitecto Inglés, que va a Palestina a principios del Mandato Británico (1917) con el fin de rediseñar la Ciudad Santa de Jerusalén. Se trata de volar, conocer la vida de los pilotos y de la fotografía aérea.



GUÍA DE KASHGAR PARA DAMAS CICLISTAS
JOINSON,SUZANNE
EDITORIAL: ROCA EDITORIAL
MATERIA: NARRATIVA
AÑO DE EDICIÓN: 2012
ISBN: 978-84-9918-510-1
PÁGINAS: 320
TRADUCCIÓN: SANTIAGO DEL REY
   


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada