dimecres, 30 de gener de 2013

'Eres el mejor, Cienfuegos' - Kiko Amat



La Nueva novela de Kiko Amat (Sant Boi, 1971) es 100% Kiko Amat. Para bien y para mal. Su escritura, cercana al Pop (de popular, por supuesto) describe a la perfección una época, casi siempre la que él vivió, salpimentada por todo tipo de detalles musicales, televisivos o cinematográficos de aquel tiempo pasado que ¿siempre fue mejor?

                Pues en el caso de nuestro protagonista la respuesta es corta, sincera y directa: Sí.

                Cienfuegos tuvo fama, por haber escrito una primera novela de éxito. Se casó con una guapa mujer, e incluso tuvo un hijo, Curtis, con el que pensaba arreglar sus problemas de pareja. Bueno, su problema. Una vez llegado a la crisis de los cuarenta, personalmente para el que esto suscribe un mito, una leyenda urbana, comenzó a salir, beber, sucar el churro en diferentes chocolates y a dejar de lado a su bella mujer embarazada, que no le perdonó jamás sus acciones.

                Ahora malvive con el sueldo que le reporta escribir crónicas, que solo gustan al resto de la humanidad,  para un periódico en crisis, con regulación de personal día sí día también, contemplando las piernas de Juana Bayo, fotógrafa profesional involucrada con el movimiento 15 M, el otro protagonista de la historia, y durmiendo en el sofá de un amigo antediluviano que lo acoge en su casa, hasta que decide dejarlo e irse a vivir con unos ocupas llamados Defensa y Riesgo, un dúo musical industrial unidos al colectivo La Rabia que lucha por sus derechos en las plantadas de plaça Catalunya.

                Amat salpica toda su escritura de un humor mordiente, de una crítica social imperante, por mucho que su foto de promoción en el libro muestre lo contrario (aparece tranquilamente con una copa en el borde de una piscina, clase alta), y lleva a sus personajes a acciones desesperadas. Intenta hacer caer bien a Cienfuegos, pero no lo consigue, al menos no conmigo, buscando su perdón, lo siento, no hay perdón para los condenados. Hay que ser consciente de la reacción a nuestra acción. Pero sí que al final nos alegramos por él. Un final previsible como la vida misma, pero no por ello menos interesante.

                Cienfuegos, al igual que El Rompepistas, es un personaje con filón, que por supuesto, como aquel, morirá con este libro, pero sin duda su universo es tan particular que podríamos seguir leyendo sus historias sin aburrirnos jamás. Delirante el robo de la letra E que decora la entrada de Barcelona con su cartel: Benvinguts a Barcelona. O la entrada con su moto en un premio literario que hace que el jefe supremo de su periódico se interese por él al instante. O todos y cada uno de los momentos en que Cienfuegos intenta recuperar el amor perdido de Eloísa.

                Kiko Amat entiende la escritura como un pasatiempo, y sus novelas nos lo hacen pasar muy bien, entreteniéndonos divirtiéndonos y obligándonos a tomarle cariño a sus personajes, aunque estos hayan engañado a su mujer, sean unos mentirosos y hayan tenido que luchar consigo mismos por sacar El Podrido que una vez tomó su cuerpo como si de un demonio se tratara.

                SALVA G.

Título: Eres el mejor, Cienfuegos
Autor: Kiko Amat
Editorial: Anagrama
Edición: 1ª edición, noviembre de 2012
Número de páginas: 280 pp.
I.S.B.N 978-84-339-2401-8

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada