dimarts, 8 de gener de 2013

'Un monstruo viene a verme' - Patrick Ness a partir de una idea original de Siobhan Dowd



Siobhan Dowd (Londres 1960-2007) tenía una idea para plasmar en libro. Había editado dos en vida, habían editado dos tras su muerte. Este hubiera sido su quinto libro. Todos ellos novelas para jóvenes. Pero no pudo escribirlo. Se le acabó el tiempo.

                Aquí es donde aparece Patrick Ness (Virginia 1971) autor de libros para niños, a quien le preguntan si quiere hacerse cargo de su escritura. Aunque al principio lo duda, acaba por hacerse cargo de su escritura. Y como bien dice él mismo en una primera nota, recogió el testigo de Siobhan y corrió con él, para meterse en líos.

                Ahora Ness nos pasa el testigo a nosotros y nos empuja a correr con él.

                Conor O’Malley es un chico inglés de trece años con una madre enferma de cáncer postrada día sí día también en la cama de su casa. Y una noche, sin previo aviso, aparece ante él un monstruo que viene a verle. El problema radica en que Conor no está dormido. Al contrario, está bien despierto. Cada noche a las 00.07 se presenta en su habitación. Una hora nada casual, como sabremos al final del libro.

                Como si de un Pepito grillo se tratara, el monstruo le cuenta tres historias verdaderas, con ellas Conor deberá contra la suya, la cuarta, la verdad, la que duele, aquella que nos obligará a ser como realmente no queremos ser.

                La novela apasiona, tanto por su historia, breve pero concisa y directa, como por la escritura de Ness y sus cortos capítulos que nos obligan a seguir leyendo uno tras otro sin descanso, como por supuesto, esas ilustraciones de Jim Kay, oscuras, amenazadoras, intimidantes, pero a la vez excepcionales, limpias, básicas. Hasta esa portada en blanco y negro con las letras plateadas atrae.

                Sí, “Un monstruo viene a verme” es duro, muy duro, la vida de un niño de trece años con una madre enferma de cáncer no es lo que se dice una comedia o un vodevil, pero está lleno de ternura entre tanto dolor.

                Hay algo peor en la escuela que ser el hombre invisible: que todos te vean.

                Desgarradora como la nota que Lily, amiga de toda la vida de Conor le pasa en clase con cuatro frases. Cuatro líneas que le hicieron enmudecer, tanto o más de cómo se queda el lector tras la lectura de esta preciosa, preciosista, íntima, delicada y impactante novela.

                Por supuesto “Un monstruo viene a verme” tiene moraleja, todos los libros para niños y jóvenes la tienen, pero sin duda esta es algo atípica, los buenos no tienen porqué ser buenos siempre, los que ganan no siempre deben ser los buenos, y alguna vez, los malos pueden llegar a ganar.

                La lectura de “Un monstruo viene a verme” hará que pensemos, reflexionemos, y nos preguntemos si de verdad lo que decimos representa algo en nuestra vida o nuestra vida son simplemente nuestras acciones.

                SALVA G.

Título: Un monstruo viene a verme
Autor: Patrick Ness a partir de una idea original de Siobhan Dowd
Ilustraciones: Jim Kay
Traducción: Carlos Jiménez Arribas
Editorial: Debolsillo
Edición: 1ª edición, noviembre de 2012
Número de páginas: 223 pp.
I.S.B.N 978-84-9989-890-2

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada