dijous, 10 de gener de 2013

'Una tienda en París' - Màxim Huerta



No Hay nada como ser un periodista mediático, para que tus libros se vendan como rosquillas. Màxim Huerta (Utiel, Valencia, 1971) lo es. Desde 2005 cuando se puso al frente de El programa del verano, que tomaba el relevo en los meses estivales de El programa de Ana Rosa su popularidad ascendió a niveles insospechados. Pero en su caso y tras la apasionante y apasionada lectura de su nuevo libro, el tercero ya tras Que sea la última vez… (2009) y El susurro de la caracola (2011) tanta venta está excusada por la calidad de la novela. No en vano ésta es la cuarta edición de la misma.

                Huerta cuenta la historia de Teresa, una mujer en la cuarentena que vive bajo el yugo de su tía, hermana de su madre muerta hace años. Lo tiene todo, pero no tiene nada. Al menos no aquello que más anhela ella: libertad.

                Libertad para vestirse como quiera, para salir con quien quiera, para hablar como quiera, para en definitiva, hacer lo que quiera. Aquello que su corazón le pide y no seguir los patrones de su mente: fría y calculadora.

                Teresa busca algo a lo que agarrase, algo que le mantenga a flote y lo encuentra, aunque parezca algo bastante frívolo, en un cartel de madera escrito en francés que encuentra al fondo de la tienda de un anticuario de Madrid, donde puede leerse: Aux tissus des Vosges, Alice HUMBERT, nouveautés (tejidos de los Vosgos, Alice Humbert, novedades).

                A partir de este encuentro, comenzarán a sucederle fenómenos extraños en su vida, más concretamente en su casa. Como si alguien, ¿será la mismísima Alice Humbert? Intentara ponerse en contacto con ella para comunicarle alguna cosa importante.

                Es en este instante cuando Teresa decide marchar a París, dejar todo lo que tiene en Madrid, está al frente de una Fundación que crearon sus padres en donde le llaman señorita Espinosa, por mucho que ella les diga que se llama Teresa, con su vida resulta, para seguir a su corazón.

                Allí se hará con una pequeña tienda sita en el número 10 de la rue Pont Louis-Philippe en donde seguirá buscando con anhelo a Alice Humbert, una chica de los alegres años veinte parisinos, que explica su vida en un precioso y resplandeciente blanco y negro. Sí, Màxim consigue con sus palabras dar color a aquella época de felicidad en el loco París, donde pintores, modelos, hombres de negocios y artistas en general, vivían la vida al límite, siempre en fiestas, entre bebidas y bellas mujeres que intentaban sacarse algo de dinero para poder ver sus sueños hechos realidad ¿no hace Teresa lo mismo con su súbito traslado a la ciudad de la luz?  

                Sí, Huerta entrelaza las dos historias como cualquier araña teje su red: con una facilidad y una fuerza extraordinaria, para un encuentro final asombroso.

                Muchos son los momentos de la novela en que se descubren pequeños acontecimientos que harán que nuestros corazones den un vuelco, casi siempre junto con los corazones de nuestras dos protagonistas. ¿Es esta una novela interactiva? No. No podemos variar la historia, ningún hecho de los que ocurren puede ser cambiado. Pero sí es cierto que podemos llegar a sentir los mismos sentimientos que los protagonistas, sean estos buenos o malos, que también los hay, no todo en la novela es de color de rosa.

                En definitiva, una historia absolutamente deliciosa, incluso con protagonistas conocidos, la aparición de la gran dama de la moda Coco Chanel es efervescente en todo momento, que sin duda podemos aprender con ella, hay que seguir los dictados del corazón y querer encontrar ese sueño, por mucho que esto signifique dejar atrás lo que tenemos y empezar una nueva vida de cero. Teresa y Alice son dos mujeres de diferente época, les separa un mundo, pero ambas tenían sueños, los buscaron, los encontraron y disfrutaron de ellos. Y esto último por supuesto no es un maldito spoiler de la novela.        

                Hagamos que se ponga de moda tirar tapones de corcho al Sena y la gente se olvide de poner candados en el puente de Milvio en Roma.

                SALVA G.


Título: Una tienda en París
Autor: Màxim Huerta
Editorial: Martínez Roca
Edición: 1ª edición, octubre 2012
Número de páginas: 351 pp.
I.S.B.N.: 978-84-270-3903-2


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada