divendres, 2 de setembre de 2011

El padecimiento contínuo de Charles Bukowski


El padecimiento contínuo de Charles Bukowski
Traducción: Silvia Barbero
Editorial: Visor poesía
Edición: 1ª edición, mayo de 2011
Nº de páginas: 151 pp.
I.S.B.N.: 978-84-9895-768-6

                Diecisiete años después de la muerte de Charles Bukowski (Andernach, 1920- Los Angeles, 1994), el poeta maldito, el creador del realismo sucio y el escritor más independiente de su generación, llegan a las librerías cuatro volúmenes suyos. Dos de ellos visuales, uno creado por el gran Robert Crumb (Libros del zorro rojo) y el otro por el alemán Schultheiss (La Cúpula), y los otros dos escritos, siendo el que nos ocupa el único inédito a día de hoy.
                “El padecimiento continuo” es una recopilación de poemas inéditos del escritor donde básicamente el personaje central es él mismo. Un personaje derrotado y derrotista, pero lleno de ganas de vivir, por supuesto de la mejor forma posible, eso es con una botella de vino en una mano y un buen par de tetas en la otra.
                Bukowski prolífico escritor de novela, cuenta en su haber una mayor cantidad de poemas que extrañamente han pasado más desapercibidos que sus libros, como podían ser “Mujeres”, “La senda del perdedor” o “Factótum”. O su trabajo para el cine, siendo su highlight el guión para “Brafly” película interpretada por un joven Rourke, que después inspiró al escritor para escribir su novela “Hollywood” contando sus experiencias en ese mundo.
                La escritura de Bukowski es realista, como bien podría serlo la pintura del malogrado Lucian Freud, casualmente ambos nacidos en Alemania, incómoda, crítica, incluso por momentos impúdica, pero no por ello de baja calidad.
                La verdad es que alguien debía contar lo que Bukowski contaba.
                Poemas con títulos tan obvios como “Me siento a gusto  en el vecindario nuevo”, “La última carrera”, todo el mundo conoce la pasión de Bukowski por las carreras de caballos o de perros, aunque en realidad lo que disfrutaba él eran de las apuestas, “Tratando de dejar el alcohol” o “Escuchando la radio a la 1.35 de la mañana” dejan claro el cariz y la línea que pueden tener estos poemas nuevos, así como la vasta obra que escribió en vida.
                Alegrémonos pues de esta iniciativa por parte de Visor y disfrutemos de estos pocos pero intensos poemas inéditos del mayor perdedor ganador del mundo del lumpen americano.
                SALVA G.  

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada