diumenge, 11 de setembre de 2011

Todavía no es mañana - Mara Malibran

Todavía no es mañana
Mara Malibran
Género: Novela
Editorial: Suma de Letras
1ª edición: mayo de 2011
Diseño de cubierta: Romi Sanmartí
ISBN: 978-84-8365-086-8
331 páginas



             “El matrimonio sigue ahí, impertérrito, inmune a todo. El marido aguanta la estructura porque pertenece por naturaleza y convicción al ejército de los que deambulan por la llanura de la santa indiferencia”
           
            Un narrador en tercera persona define así al marido de Begoña cuando, en realidad, lo que está mostrando es su propio reflejo: una mujer que ha crecido sin haber hecho las paces con la niña que lleva en su interior, una mujer insatisfecha que repite patrones, que odia al mundo pero, sobre todo, se odia a sí misma.
            El narrador en tercera se intercala con diálogos interminables, sobre todo al principio del texto, con pensamientos y recuerdos que la autora utiliza para que las protagonistas, tres mujeres adultas y muy equidistantes, dibujen la España de la posguerra, donde perdedores y ganadores están condenados a compartir escenario, odios callados y silencios saturados de reproches.
            Begoña, Carmen y Matilde estudian en un colegio religioso del barrio de Salamanca de Madrid. Las dos primeras son de familia adinerada, por el contrario, Matilde es de las gratuitas, hija de una familia que pertenece al bando de los perdedores de la guerra civil. Huérfana de padre, se encarga del mantenimiento y limpieza del colegio, a cambio de educación y sustento alimenticio. Orgullosa de sus orígenes, friega los suelos, se arrodilla, pero sostiene la mirada de quienes la miran por encima del hombro.
            Carmen, rebelde, risueña, se enamora del hermano de Matilde, del magnetismo que irradia, de los secretos que esconde y se acerca a su compañera, tan diferente a ella, para conocer al joven. Le atrae el mundo de los que callan, ese mundo que su entorno insiste en hacer desparecer y al cual sucumbe en contra de los principios que se le intentan inculcar. Matilde, por el contrario, realiza un camino inverso.

            ¿Puede un comunista ser creyente?

            Esta pregunta se repite en diversos capítulos de la novela y, seguramente la autora, de forma consciente, la utiliza  para darnos a entender que hay diversos caminos para llegar a un destino similar aunque las ideologías sean totalmente opuestas, en apariencia…
            La figura de Santa teresa de Jesús se convierte en un icono para Matilde, por el contrario, Carmen abraza la ideología feminista e ingresa en un partido ultraizquierdista. Ambas, buscan a su manera la perfección.

            Begoña es sin duda la protagonista principal de esta historia. En su familia, y sin saberlo, conviven los dos mundos de una España que avanza, que avanza a pesar de todos, a pesar de fanáticos e indiferentes, a pesar de los silencios amargos y las prepotencias ácidas.
            En el último capítulo se descubre el misterio que marca su infancia difícil, su juventud pasiva, amargada, y superada la indiferencia y el odio que se muestra en sus ojos vacíos a lo largo de toda la historia, Begoña consigue reunir fuerza para abrir el cajón del pasado. Con ese gesto físico y metafórico, es la causante de un giro en la narración que dota a la novela de una sorpresa que salva el texto con un final no inesperado, pero necesario.

Griselda Martín Carpena

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada