dilluns, 11 de febrer de 2013

'El Desbarajuste' - Ferran Planes



De este libro tenía noticias de su primera publicación en 1969 en catalán, y había perdido la pista hasta hace unas semanas en las que, para mi grata sorpresa, supe de su reedición en castellano por parte de Libros del Asteroide.

Aún recuerdo como Francis Macia, mi profesor de matemáticas en bachiller, rojillo y ateo hasta la médula, en una España, y concretamente en cierta villa del Mediterráneo  donde cursé interno mis estudios, todavía con la pátina franquista, nos contaba a escondidas, como si estuviera confesándose ante el mismísimo cuerpo de Cristo presente, que había cierto republicano valiente que se llamaba Ferran Planas (1914-1985), que había escrito un libro de nombre “El desbarajuste”, donde  narraba todas sus experiencias como republicano exiliado. ¡Un republicano que burla a la censura y que escribe sobre la guerra civil y la República con el desparpajo de quien se supo perdedor en la fratricida Guerra Civil española!, este libro no tenía precio.  Recuerdo el entusiasmo con el que hablaba sobre él y también las efusivas recomendaciones por su parte para hacernos con el libro. Por aquel entonces yo no tenía ni dinero ni la suficiente soltura con el catalán como para hacerme con el ejemplar en cuestión, por lo que tuve que conformarme con las charlas del querido maestro.

Han pasado más de treinta años desde entonces y he de decir, sin ningún miedo a equivocarme, que “la espera” ha merecido la pena. Y mucho.
Escrito con una prosa directa y llana, no privada de una gran calidad, Planas comienza su narración en una pequeña urbe francesa cercana a la frontera con la Suiza de 1940. Allí sitúa el arranque de su historia, una historia de película, que dirían los modernos, donde narra sus penurias en el exilio y las pericias que tuvo que pasar para llegar hasta su exilio, de corta duración, tres añitos, pero repleto de cárcel (donde habrá hasta una evasión) y trabajos forzados.

Ferrán Planas vivió una tragedia y era consciente de que era la misma para todos, fueran nacionalistas o no, luchó por sobrevivir y era esa la premisa que tenía que defender, su supervivencia. Fue secretario de Ayuntamiento en Súria, militante de Ezquerra Republicana alzando su brazo al aire al proclamarse la República Catalana en Octubre del 34, fue un casi inoperativo jefe militar en Andalucía… No sé cuántos jóvenes podrán decir que se sientan al lado de sus abuelos y abuelas a escuchar las batallitas que vivieron cuando les tocó vivir su juventud, pero esta es la sensación que se tiene al leer el libro, una candorosa sensación de proximidad.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención es quizá la neutralidad con la que aporta sus propias reflexiones, es decir, en ningún momento peca de víctima o derrotado,  y, como afirma en su prólogo, aún sin contar toda la verdad, no parece mentir en nada de lo que cuenta, y por supuesto no seré yo quien le diga lo contrario.

Para los puristas advertirles que no le tengan en cuenta algunos “errores sin importancia” en la narración histórica que aparece en el libro – muy poquitos, menos que en muchos best-sellers-, como cuando afirma que el rey Alfonso XIII en vez de embarcarse en Cartagena rumbo al exilio, cogió en la estación de El Escorial  un tren que lo llevaría a París a su exilio.

Jesús Cuenca Torres


EL DESBARAJUSTE 
Ferran Planes
Editorial: Libros del Asteroide
Traducción de Carlos Manzano 
Género: Narrativa
Fecha de publicación: 2013
Páginas: 332
ISBN: 9788492663521


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada