dilluns, 19 de març de 2012

La pulsión de muerte - Jed Rubenfeld



Título: La pulsión de muerte
Autor: Jed Rubenfeld
Editorial: Anagrama
Colección: Panorama de narrativas, 798
Primera edición: 2012
Páginas: 504
ISBN: 978- 84- 3397-828-8

Jed Rubenfeld es un prestigioso abogado y académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Yale. Por si lo dicho fuera poco es un reconocido experto en leyes (Derecho Constitucional, Intimidad y la Primera Ennmienda) además de haber escrito varios ensayos. En septiembre de 2006 publicó su primera obra de ficción, “La interpretación del asesinato” . Fue el libro más vendido en el Reino Unido, y alcanzó la cifra del millón de ejemplares vendidos en todo el mundo.

“La pulsión de muerte” arranca en Nueva York el año 1920. La Guerra Mundial ha terminado, pero la prosperidad todavía no se ha instalado en el país. Economicamente, las cosas son difíciles: las fábricas cierran, las familias pierden sus casas, y rige ya la Ley Seca. El 16 de septiembre, a las doce y un minuto, estalla una bomba en Wall Street ante las puertas del banco de J. P. Morgan, junto al edificio del Tesoro de los Estados Unidos, causando decenas de muertos y heridos. Muy cerca del lugar se hallan Stratham Younger, joven médico y discípulo de Freud, y Jimmy Littlemore, detective de la policía de Nueva York, los mismos personajes que diez años antes y con una pequeña ayuda de Freud se enfrentaron en “La interpretación del asesinato” a una serie de sádicos crímenes. Y junto a ellos, una bella y joven mujer discípula de Madame Curie, Colette, y su hermano, un niño que ha perdido la facultad del habla y a quien Sigmund Freud aceptará analizar y tratar.

“La pulsión de muerte” combina la intriga policial con la detallada reconstrucción de una época, los conocimientos científicos del momento y el razonamiento psicoanalítico que, de la mano de Freud y sus acólitos, se abre camino en el tratamiento de la enfermedad mental. Un fresco bien trabado, minucioso, un interesante divertimento con dos protagonistas solventes, Younger y Littlemore, y una larga ristra de secundarios de lujo (Madame Curie, Sigmund Freud, J.P. Morgan...).

Empar Fernández

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada