divendres, 21 d’octubre de 2011

Entrevista con Ruta Sepetys autora de ‘Entre tonos de gris’


Nos recibe esta encantadora mujer con simpatía, para sacar a la luz mediante esta novela sobre la deportación de lituanos por parte del ejército soviético para llevarlos a campos de trabajo por ser sospechosos de contrarios al régimen. En ella Lina una dulce adolescente aficionada a la pintura pasa por la peor tragedia que se le puede hacer a un ser humano, perder la ilusión y la libertad. Aunque nunca la esperanza.

¿Esta novela es una de esas cosas que se tienen en la cabeza hasta tener la suficiente madurez intelectual como para atreverse a escribirla?

Sabía alguna cosa de esta historia, pero no lo suficiente para hacerme una idea hasta que visité a mis familiares en Lituania, siendo ya mayor.

Parece que el hecho de que por desgracia no se pudiera hablar de estas deportaciones surgió efecto, puesto que no es muy conocido este episodio de la historia.

Efectivamente la historia guarda secretos, pueden ser dolorosos y destructivos. Esta gente sufrieron durante 50 o 60 años en silencio y nadie supo nada.

¿Sabían los nazis de este hecho? ¿Intentaron hacer algo los demás gobiernos?

No sé si los nazis lo sabían o no, pero en el libro de hecho hablo de barcos que iban por el Ártico y me pregunto si lo sabían. De todas formas Stalin era aliado de las potencias occidentales. Después se ha sabido que si lo sabían. En el caso de los nazis puedo explicar que mi padre huyó de Lituania y fue a parar a un campo de refugiados alemán y vivió allí 9 años, por lo tanto los alemanes se ocupaban de ellos y sabían de su existencia, pero no se hacía nada.


¿Hay en la actualidad Gulags que se puedan visitar, así como los campos de exterminio nazis?

No he estado nunca en Siberia aunque me han explicado que hay restos de los Gulags que se pueden visitar. Sin embargo he visitado cárceles rusas en Lituania y son desoladoras.

¿Qué le contaba su abuelo? ¿Qué opinaba usted de lo que él le contaba cuando era pequeña?

Yo sabía que mi familia había estado en campos de concentración, debido a que eran militares lituanos y que no podían volver a Lituania, pero no sabía exactamente lo que les había sucedido hasta tiempo después.

¿En la actualidad se habla de esto en los países bálticos?

A la generación más joven de allí no les interesa la historia, solo se preocupan de las novedades tecnológicas. En los años noventa si que hubo gente que habló de estas experiencias, pero al estar escrito en lituano no salió al exterior. Por tanto mi novela es un punto de esperanza para dar de conocer este tema y que se abran investigaciones.

¿En Rusia que se dice de esto? ¿Se reconoce?

No. En Rusia aun no se reconoce que hubo deportaciones, alguien ha intentado que se erijan monumentos en las tumbas desconocidas de Siberia, pero el gobierno ruso siempre lo ha evitado.

¿No le hubiera gustado profundizar más en la vida de Lina la protagonista?

En principio quería que la novela fuera única, pero he recibido mensajes de los lectores pidiéndome que siga con al vida de Lina, así que seguramente de acuerdo con mi editor lo haré.

¿Cuándo en los países bálticos los pro-soviéticos quieren alcanzar el poder, se les recuerdan estos pasajes tan terroríficos?

Si. Precisamente por eso hay que dar a conocer estas cosas, para evitar que la historia se repita y no quede en el anonimato.

Xavier Borrell (texto y foto)

Entre tonos de gris
Ruta Sepetys
Nº de páginas: 288
ISBN: 978-84-15120-25-4
Año: 2011
Traducción: Isabel González Gallarza

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada