dilluns, 24 d’octubre de 2011

'Pegados' al club Capitol 2

Ficha técnica:
Texto: Ferran González.
Letras y música: Alícia Serrat y Ferran González.
Reparto: Xènia Reguant, Ferran González, Gemma Matínez, Isa Mateu, Joan Miquel Pérez.
Coreografía: Oscar Reyes.
Dirección musical: Joan Miquel Pérez.
Dirección: Víctor Conde.

Una enfermera informa al público que empieza el musical y el escenario se muestra como un centro de urgencias donde el quirófano es un piano, el médico, un pianista, y el público, sin darse cuenta, se convierte en un grupo de pacientes que, callados y expectantes, esperan en la sala, con la ventaja de ser tan solo observadores.
Dos jóvenes salen de la discoteca y, detrás de unas cortinas, consuman el acto sexual. Es tal la elevación de su lívido que la experiencia amatoria los deja literalmente pegados. 
Acuden a un hospital donde nada es lo que parece, esperando que el personal sanitario resuelva su inexplicable situación.
Enganchados, aguardan en una camilla a que el médico los atienda, mientras la enfermera que parece no inmutarse por lo inverosímil del asunto, sale y entra de la escena representando diferentes papeles. Disfrazada con pelucas y cambiando el tono de voz, se convierte en las madres de cada uno de los pacientes PEGADOS, y nos recuerda de forma insistente que estamos en un musical, que todo lo que observamos es tan solo ficción. El médico, que no atiende a los pacientes-actores, es el pianista y por ello no entrará en escena hasta que acabe la función. 
Pegados durante toda la obra y sometidos a una larga espera, los pacientes-actores pasan del enfado al entendimiento. Confesiones, tensiones y complicidades, los empujan a darse un beso, y con este acto de cariño, se desenganchan.
Cuando el problema se ha solucionado aparece el doctor, y la pareja, ya separada, marcha del hospital, dándose otra oportunidad.


¿El sexo engancha a los personajes, los confunde, los enferma?
  ¿Las confesiones y el cariño, nos devuelve la individualidad?
Aparecen donuts en la publicidad, los actores comen con ansia este bollo agujereado, se canta con pasión al colesterol…
¿Los donuts tienen algún significado en el contexto de la obra?


Quizás todo ello no tenga importancia en el argumento de un musical, donde la sonrisa está asegurada y no haya lugar a unas preguntas donde las respuestas serían discutibles.
A pesar de ello, me las pregunté.


GRISELDA MARTÍN CARPENA

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada