dilluns, 20 de maig de 2013

'La misma ciudad' - Luisgé Martín



 
Adoro las novelas cortas. En un suspiro puedes acabar con ella. Además en el caso que nos ocupa, como si de un cuento clásico se tratara, con su fábula final, comienza y se cierra como un círculo.

                Luisgé Martín (Madrid, 1962) escribe en primera persona la historia de un escritor que conoce a Brandon Moy en un congreso de escritores en Cuernavaca en marzo de 2008 y con quien trató luego con cierta intimidad cuando se mudó a vivir a Madrid.

                Brandon había nacido en 1960 en Nueva York, en el barrio de Brooklyn y desde muy joven había sido un hombre de éxito. Graduado en la Universidad de Columbia con brillantez, consiguió trabajo en un despacho de abogados de prestigio, y se casó con una chica a la que amaba con locura. Antes de los treinta alquiló un apartamento en Manhattan donde siempre había soñado vivir y tuvo un hijo.

                Años después, 2n 1999, con la herencia de su suegro decidieron mudarse a un apartamento más grande junto a Central Park y comprar una pequeña casa en Long Island para pasar las vacaciones. Todo esto tras haber cambiado tres veces de trabajo y conseguir una holgada posición económica para él y su familia.

                Sí, Brandon Moy lo tiene todo, una guapa mujer, Adriana, un hijo estupendo, Brent, un trabajo muy bien remunerado, un apartamento envidiado y todo aquello que un hombre de cuarenta años pueda soñar.

                Pero qué pasa si un día Moy se tropieza en la calle con un viejo compañero de universidad que había sido expulsado de ella por rebelde y bohemio y de quien no había tenido noticias desde aquellos años. Y más si éste, de nombre Albert Fergus le cuenta que viajó durante varios meses por Estados Unidos y México, probó drogas alucinógenas, convivió con indígenas y con mujeres bellísimas, pasó una temporada en una cueva del desierto, formó parte de una comuna de monjes budistas en San Diego y se dedicó al boxeo para pagar unas deudas. Escribía relatos de ciencia ficción, en unos cuadernos que siempre llevaba consigo y por casualidad uno de los ejecutivos de una productora que trabajaba para la Metro Goldwyn Mayer los leyó y le ofreció un empleo de guionista en Hollywood donde se mudó y había vivido desde entonces.

                Eso sí son sueños realizados y no los que Brandon había conseguido.

                Él lo que quería era la libertad. Y ahora no la tenía, atado a un trabajo, un matrimonio, un hijo y las mismas cosas de siempre. Quería volar solo.

                Y los fatídicos atentados de septiembre de 2011 en Nueva York le dan esa oportunidad.

                Brandon trabaja en el World Wide Center y aprovecha el caos de ese día para desaparecer. Para crearse otra identidad. Para decir que ha muerto. Comenzar otra vida llena de sueños por cumplir.

                “La misma ciudad” es lo más parecido a los escritos de Paul Auster, incluso el escritor tiene un pequeño cameo en la novela. Todo en ella ocurre por azar, pero todo tiene una razón de ser.          Incluyendo ese críptico y redondo final.

                Si en el tarro pequeño está la buena confitura, “La misma ciudad” es confitura gourmet.

                Luisgé deja de lado todo el relleno para centrarse en lo realmente importante, aquello que es crucial para el desarrollo de la historia, líneas básicas para conocer a la perfección las razones que llevan a nuestro protagonista, Brandon Moy a actuar como lo hace.

                Una novela limpia de polvo y paja. Que nos hace pensar sobre nuestros sueños, sobre nuestra existencia, nuestros valores y sobre todo aquello a lo que aspiramos, casualmente todo posesiones. Como bien dice la lógica budista, la felicidad no se halla en lo que se consigue, sino en lo que no se desea.

                Sincera, dramática, soñadora y muy real, así es “La misma ciudad”, la última novela de Luisgé Martín.

SALVA G.


Autor: Luisgé Martín
Título: La misma ciudad
Editorial: Anagrama. Narrativas hispánicas
Edición: 1ª edición, mayo de 2013
Número de páginas: 131 pp.
I.S.B.N. 978-84-339-9763-0

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada