divendres, 14 de novembre de 2014

'Cambio de ritmo' - Eloy Pardo (De la banca al rock, de la cabeza al corazón)


Eloy Pardo (Barcelona, 1956) es Director General de la Banca March. Cursó estudios de Ciencias Empresariales en Barcelona y se incorporó muy joven al sector financiero donde lleva trabajando cuatro décadas, ascendiendo desde el escalafón más bajo de la cadena hasta su actual puesto por distintas zonas geográficas españolas (actualmente y desde hace años su residencia son las islas Baleares). Se ha codeado con  la crème de la crème, incluso asistió a una etapa final del Tour de Francia tras la cual pudo degustar los platos de uno de esos restaurantes galardonados por la famosa guía Michelin llenos de estrellas, aparte de viajar en aviones privados disfrutando de todo tipo de lujos. Asistió a la Scala de Milán en el aniversario de la muerte de Giuseppe Verdi a la representación de su ópera Rigoletto.

                Still Morris (Barcelona, 1956) es músico de rock, con tres discos publicados y conciertos en los peores y mejores garitos de la geografía española. Come pizzas recalentadas y cervezas calientes, se cala los huesos cuando llueve y siente frío cuando la temperatura así lo quiere. Viste vaqueros desgastados y camiseta  y calza unas Converse. La viva imagen de un Bruce Springsteen circa Born in the USA. Es el mayor de su banda, en la que sus integrantes rondan la media de veinticinco años.

                En definitiva, Eloy Pardo y Still Morris no tienen nada en común, sus vidas son antagónicas, paralelas, tan alejadas como el sol de la tierra en pleno invierno, pero sorpresivamente ambos son la misma persona.

                Tras una cerrera y una vida llena de triunfos profesionales y personales, también todo hay que decirlo trabajados por parte del autor, cuando éste estaba en el top de su carrera y veía cumplido el sueño de realización profesional, dos llamadas de teléfono le hicieron bajar a la tierra: dos de sus amigos, esas pocas personas que se hacen merecedoras de ese título y que podemos contar con los dedos de una mano, murieron.

                Sebas, el primero de ellos le dejó una frase que le hizo dar un vuelco a su existencia: cuando me recupere, me pondré a trabajar y cumpliré el sueño de mi vida.

                Carlos, el segundo de ellos, estaba recién prejubilado de un banco, tenía un futuro por delante libre de obligaciones y gozaba aparentemente de buena salud.

                Es aquí cuando Pardo decide vivir el momento, desenterrar su viejo sueño de juventud, el que abandonó para dedicarse en cuerpo y alma a su trabajo y su familia, y no perder más tiempo de su vida, no sea cosa que éste se le escape entre los dedos.

                Así nace Still Morris, alter ego de Pardo, músico nocturno con tres discos en su haber diversas giras y un sueño cumplido.

                Evidentemente es muy fácil montar una banda con cincuenta años cuando has acumulado dinero en tu vida, lo que conlleva a una cuenta corriente saneada, y con ello poder dedicar tiempo y dinero a un sueño. Otra cosa muy distinta es cuando con veinte años sin un duro y con toda la vida por delante intentas abrirte camino en el mundo de la música y vivir de ello.

                Con esto no pongo en duda que Pardo ame la música, aunque los únicos conciertos a los que asistió en todos estos años sean a los de Bruce Springsteen, ni mucho menos quiero juzgar su música, no estoy aquí para ello, al fin y al cabo sus temas habían sido esbozados hace veinte años en unas libretas que recuperó de aquella época llenas de letras y acordes, llenas de aromas setenteros, ni mucho menos que su fichaje por Warner haya sido pagado de su bolsillo. Pero sí resulta sorprendente que se decida a ello cuando tiene resulta su vida.

                Todo esto no quita que el libro sea interesante, desprenda autenticidad, como debe ser viniendo de un rockero que se precie de serlo, intensidad, amor, humor y mucha música.

                Su lectura es amena, rápida, entretenida y disfrutaremos de ella. Por supuesto no nos hará cambiar nuestra opinión con respeto a la clase bancaria de este país roto y hundido,  ni tampoco creo que Pardo intente redimir todos sus pecados, pero podremos comprobar que entre tanto tiburón
también vive un delfín.

                SALVA G.

Título: Cambio de ritmo
Autor: Eloy Pardo
Editorial: Plataforma Editorial
Edición: 1ª edición, septiembre de 2014
Número de páginas: 204 pp.
I.S.B.N. 978-84-16096-80-0
             

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada