dilluns, 10 de novembre de 2014

'Llamadas desde el teléfono del cielo' - Mitch Albom



El nuevo libro de Mitch Albom (Detroit, 1958) tras deslumbrar al mundo con  Martes con mi viejo profesor y vender la friolera de cuarenta millones de ejemplares en todo el mundo de su obra, vuelve a insistir en el tiempo. No el tiempo meteorológico, si no el tiempo como periodo determinado en el que transcurre una acción o se desarrolla un acontecimiento. En definitiva, habla de la vida, pero de esa que se nos escapa, de la que queremos ganar pero que inexorablemente vamos perdiendo.

                Este tema fue el eje central de El guardián del tiempo así que no resulta extraño que Albom retome dicho tema para su nueva obra. Olvidémonos del maquillaje que hace el autor con la subtrama de Graham Bell, inventor del teléfono,  lo que en realidad busca el autor americano en Llamadas desde el teléfono del cielo es más tiempo para poder hablar con los seres queridos que fallecieron, para decirles una última cosa, y en definitiva, saber que éstos siguen a nuestro lado y que su tiempo no se acabó.

                Coldwater es una pequeña localidad a orillas del lago Michigan. Un pueblo tranquilo. Hasta que sus habitantes, o al menos ocho de ellos, comienzan a recibir llamadas de seres queridos que pasaron en sus teléfonos.

                A partir de aquí y como si de una bola de nieve se tratase, el asunto se va haciendo cada vez más grande, primero por la revelación de los protagonistas en la iglesia de la localidad ante numeroso público, segundo, por con su aparición en una televisión, Alpena TV, en el programa Nine Actions News presentado por Amy Penn, que se desplaza a la localidad pensando que con ello ascenderá en su trabajo y llegará a la ABC, y tercero y último, por el revuelo que monta la gente en general, primero queriendo comprar un teléfono como el de uno de los agraciados con las llamadas desde el cielo, algo que sin dudar la multinacional que los fabrica saca tajada, segundo, por manifestarse ante la puerta de los que recibieron esas llamadas y rezar a voz en grito, y tercero y último por creer como borregos en un milagro que la otra mitad del pueblo y del mundo en general se muestra escéptica sobre él.

                Por suerte Sully Harding, habitante de Coldwater mantiene su mente despejada e intenta resolver el misterio, que para él no deja de ser un engaño, ayudado por Liz, la bibliotecaria solitaria del pueblo, arrojando luz a la oscuridad.

                Con lo que no cuenta Harding es que su teléfono puede sonar, y al otro lado de la línea oiga la voz de Giselle, su difunta mujer. Cuando esto sucede su mundo se desmorona y duda de todo.

                Mitch Albom domina a la perfección las emociones humanas y vuelve a demostrarlo en Llamadas desde el teléfono del cielo en todas y cada una de las llamadas que se producen. Desde la del hijo muerto en combate, la mujer muerta en un accidente de tráfico, la hermana muerta por una grave enfermedad o sea cual sea la causa del fallecimiento del ser querido.

                La trama se sustenta por la inquietud de saber si esas llamadas son ciertas o no dejan de ser un engaño, ya sea éste político, eclesiástico, mediático o comercial, lo que nos arrolla hasta el final del libro con una ansia demoledora.

                La lectura de Llamadas desde el teléfono del cielo no nos convertirá en creyentes, por mucho que su autor afirme en los agradecimientos finales que todo lo que crea su corazón y su mano procede de Dios, es obra de Dios, existe por Dios y está con Dios, puesto que los milagros llegan a nosotros de otra forma, no en llamadas telefónicas desde el cielo, pero sí que hará que queramos compartir más tiempo con nuestros seres queridos, decirles todo aquello que olvidamos y vivir el presente como si no hubiera futuro. ¿Acaso el propio Mitch no estuvo hablando con su viejo profesor cuando a este le quedaba poco tiempo para coger el tren de partida?

SALVA G.

Título: Llamadas desde el teléfono del cielo
Autor: Mitch Albom
Traducción: Jofre Homedes Beutnagel
Editorial: Maeva
Edición: 1ª edición, octubre de 2014
Número de páginas: 332 pp.
I.S.B.N. 978-84-15893-36-3

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada