dilluns, 24 de setembre de 2012

La perla de China - Anchee Min



Nace con el nombre de Hierbajo, pero se lo cambian por Sauce, un árbol considerado lo bastante delicado para llorar y lo bastante duro para convertirse en aperos de labranza.
El nombre de Sauce, la voz de la narración, una niña que nace en una pequeña ciudad del sur de China y en el seno de una familia pobre, resume a la perfección la vida de la mujer en ese periodo de la historia y en ese país y por supuesto, en otros muchos. La delicadeza y la fuerza de este árbol son también las dos características que pueden definir el estilo de Anchee Min a lo largo de todo el desarrollo de su obra.

Anchee Ming nace en Shangai. Se traslada a Estados Unidos. Publica un libro de memorias, Azalea roja, y una biografía novelada titulada Madame Mao. Sus últimas obras históricas son: La ciudad prohibida y La última emperatriz.

La Perla de China se inspira en la vida de Pearl S. Buck, la mujer occidental que se sentía china a pesar de sus cabellos rubios y sus ojos azules. China fue el único mundo que conoció hasta que tuvo que exiliar para salvar la vida. En Estados Unidos escribió decenas de obras donde retrató la vida de los campesinos desde la caída del último Emperador hasta la de Mao.
En esta novela, acompañados por la pluma de su autora, podemos recorrer toda la vida de Pearl y los avatares de los campesinos chinos, los culi.
En la pequeña ciudad de Chinkiang, al sur de China, las vidas de Sauce y Pearl se cruzan con tal fuerza que ni los problemas ni la distancia impuesta consiguen romper esa amistad que nace en la infancia.
Sauce pertenece a una familia pobre y desahuciada, Pearl, hija de misioneros cristianos, esconde sus cabellos rubios con un gorro negro para integrarse a toda costa en el único mundo que considera como suyo.
Se refleja a través de sus personajes, la guerra civil entre nacionalistas y comunistas, la Revolución cultural y la ascensión de Mao al poder que obliga a todos los extranjeros, incluyendo a la familia de Pearl a regresar a Estados Unidos, lugar del mundo que aunque sea su origen, siente como extraño.
Alcanzada la vejez e incluso la muerte, la amistad nacida en la infancia, como símbolo del amor que siente Pearl a su verdadera tierra, supera todas las fronteras.

En un epílogo, nos cuenta la autora que en 1971 estudiando en un campo de reeducación la obligaron por orden de Madame Mao a denunciar a Pearl S. Buck. La maniobra de desprestigio respondió al deseo de denegar a la escritora el visado de entrada a China como acompañante de Nixon en una visita oficial. En 1996, durante su presentación de la biografía La azalea Roja, una señora le regaló un ejemplar de La buena tierra, una de las novelas más conocidas de Pearl. Anchee la leyó durante el vuelo de Chicago a los Ángeles y nos confiesa que se vino abajo entre sollozos. Recordó la denuncia que había redactado en su día contra una escritora que decían que insultaba a China y reconoce que nunca se había encontrado con un escritor que hubiera escrito sobre el campesinado con semejante admiración, cariño y humanidad.
En aquel vuelo y en aquel instante, Anchee Min empezó a vislumbrar la novela La perla de China.

Novela muy recomendable por su contenido ya que además de acercarte al pueblo chino, a sus costumbres e historias, te recuerda a una escritora  prolífica y ganadora de un Nobel como fue Pearl, quizás desconocida por las generaciones más jóvenes. También sin ningún atisbo de duda, es una obra recomendable por su estilo, narrado por una escritora que sabe dosificar como buena oriental, la suavidad y la dureza del sauce.

GRISELDA MARTIN CARPENA

La perla de China

Autora: Anchee Min
Editorial: Grijalbo
Traducción: Ángeles Leiva Morales
Ilustración: Carlos Martín Caso
Edición: Septiembre, 2012
ISBN: 978-84-253-4603-3
345 páginas




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada