dissabte, 8 de setembre de 2012

'Prospectivas' - Varios autores



La ciencia ficción es quizá el género narrativo más representativo del siglo XX. En su amplio registro desde el entretenimiento más imaginativo y desenfadado hasta la crítica cultural más afilada, el género ha demostrado su especial adecuación para abordar como ningún otro nuestras esperanzas y miedos colectivos.
En España no podía ocurrir de otro modo. Desde los años ochenta y noventa —considerados su particular Edad de Oro— hasta hoy, la ciencia ficción ha probado su valía, su inquietud estética y su aceptación por parte de los lectores. Sus cultivadores han explorado desde una rica diversidad de voces los temas tradicionales del género: el viaje en el tiempo, la invasión alienígena, el extrañamiento ante lo desconocido, las proyecciones distópicas… Este volumen pretende ser una invitación a descubrir esa riqueza de estilos y temas —para el lector no iniciado—; y una ocasión para revisitar algunos de los mejores cuentos de ciencia ficción escritos durante los últimos treinta años —para el aficionado—. En cualquiera de los casos, una aproximación, desde cierta familiaridad en la mirada, a ese género que Judith Merrill bautizó como «la literatura de la imaginación disciplinada».

Hace unas semanas llegó a mis manos de forma providencial un magnífico volumen de relatos que llevaba por bandera los colores de un género menospreciado en diversas ocasiones. El libro era Prospectivas y el género la Ciencia-Ficción o SciFi como les gusta a muchos tratar el género en términos anglosajones. Cabe destacar en primer lugar una edición y, sobre todo, un prólogo de lujo a cargo de Fernando Ángel Moreno, doctor en Teoría de la Literatura y profesor de Teoría del Lenguaje Literario en la Universidad Complutense de Madrid, además de un experto en el campo de la literatura de ficción, como bien nos demuestra en los prolegómenos del conjunto de relatos que comprenden Prospectivas. Con acierto nos muestra el camino de la literatura de ficción en España, los obstáculos y circunstancias que la han limitado o enardecido, y los autores que han ido formando base para la ficción literaria de nuestro país. Y para rematar, no contento con tan inmensa introducción, nos ofrece una cronología de relatos bien estructurada en base a la edad e influencia de sus autores en el género.

Tenemos ante nosotros una «antología del cuento de ciencia ficción española actual» llena de matices; homogénea en género y muy heterogénea en su contenido, temática, argumento, personajes… Encontramos relatos serios y crípticos desde el lado más científico de la SciFi, pero también podemos leer relatos con un toque más humorístico, irónico y mordaz. Encontraremos alienígenas, humanos genéticamente modificados, máquinas que piensan e incluso son capaces de sentir, monstruos aceptados como normales en sociedad, futuros apocalípticos (en la mayoría de las referencias prospectivas de estos relatos), anacronías insólitas, viajes en el tiempo… y todo, todo, con un sabor muy español. Cada uno de estos relatos, aún viéndose reflejada en ellos la influencia de otros autores extranjeros, tienen un toque muy nuestro, ya sea por la ubicación de la trama o sus personajes, como las referencias históricas en las que nuestro país es protagonista.

Pero haciendo un pequeño apunte individual acerca de los relatos contenidos, cabría destacar el magnífico trabajo de todos sus autores. César Mallorquí nos demuestra que es posible erigir como protagonista a un perro en un mundo deshumanizado con su relato El rebaño; Elia Barceló nos abre la mente hacia un mundo mágico surgido de la destrucción en La estrella; Rafael Marín nos arranca unas risas con sus viajes en el tiempo de Mein Fürher; León Arsenal nos eriza la piel con Besos de Alacrán, donde el protagonismo reside en el peligroso mestizaje entre humanos y alienígenas; Con Todo lo que un hombre puede imaginar, Juan Miguel Aguilera nos ofrece una preciosa historia sobre la imaginación y realiza un bonito homenaje al gran Jules Verne y sus obras; Manuel Vilas se aventura con el surrealismo de un futuro extraño y apocado que busca desesperadamente una señal cargada de esperanza, y lo hace con su relato Arcan; Cómo surrealista es La carretera de Rodolfo Martínez, una estupenda narración donde mundos imposibles y desequilibrios mentales van de la mano en perfecta armonía; Dragones en el centro de Joaquín Revuelta se desmarca del género para ahondar en lo que dio en llamarse ciberpunk con bastante destreza; Daniel Mares nos hace reír de lo lindo con su relato Enseñando a un marciano, una invasión alienígena inusual y con un desenlace hilarante llevado con maestría; Patrick Hannahan y las guerras secretas de Eduardo Vaquerizo nos sumerge en un mundo hartamente complejo lleno de referencias científicas en el que a veces es fácil perderse y que da buena muestra del bagaje del autor en cuanto a ciencia ficción se refiere; Tren de Julián Díez es una fantástica sátira de la sociedad de nuestro tiempo mezclada con la ficción de los viajes en el tiempo; Juan Antonio Fernández Madrigal deleita nuestros sentidos con El olor profundo de la tierra, en el que las modificaciones genéticas y su uso en pos de organizaciones nada loables están a la orden del día; Santiago Eximeno nos ofrece un retazo de un futuro melancólico y de sus gentes desesperanzadas a través de su anciano protagonista en Días de otoño; Juan Jacinto Muñoz Rengel realiza un acertado homenaje al Fahrenheit 451 de Ray Bradbury con su Brigada Diógenes; Poetik GmbH de Carlos Pavón, se desenvuelve en un mundo donde es posible la cirugía genética y otros adelantos que quizá no sean tan lejanos como en apariencia parecen; Roberto Bartual en Últimas páginas de una autobiografía nos despista por completo en esta ucronía desconcertante; Matías Candeira nos ofrece una metamorfosis muy curiosa en El extraño, un relato que a mi parecer está más cerca de la ficción sin más que del SciFi, pero nada desdeñable; Y por último, tenemos a José Ramón Vázquez con su NeoTokio Blues, un relato al más puro estilo manga y con un estilo muy fresco, característica quizá de la nueva Ciencia-Ficción que se nos viene encima.

Aunque no es costumbre mía desglosar así una antología, he creído oportuno hacerlo con esta, ya que, a pesar de su nexo común, todas las historias tienen algo de especial y, todas, también, dan buena fe del talento de los autores escogidos sabiamente por Fernando Ángel Moreno para esta compilación. En definitiva, es un libro altamente recomendable para todos los amantes del género. Tampoco es un mal libro para aquellos que quieran adentrarse por primera vez y ver un poquito de todo lo que el género en sí alberga, al menos a nivel nacional. Lo que está asegurado, eso sí, es una buena lectura.

Víctor Morata Cortado

Autores: César Mallorquí, Elia Barceló, Rafael Marín, León Arsenal, Juan Miguel Aguilera, Manuel Vilas, Rodolfo Martínez, Joaquín Revuelta, Daniel Mares, Eduardo Vaquerizo, Julián Díez, Juan Antonio Fernández Madrigal, Santiago Eximeno, Juan Jacinto Muñoz Rengel, Carlos Pavón, Roberto Bartual, Matías Candiera, José Ramón Vázquez

Editorial: Salto de Página
432 páginas
ISBN: 9788415065319
1ª Edición: Junio 2012


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada