dilluns, 3 de setembre de 2012

LA TORMENTA DE LA GUERRA Nueva historia de la Segunda Guerra Mundial - Andrew Roberts.




Andrews Roberts es un prestigioso historiador y periodista británico, autor de varios libros de historia, entre ellos el anterior, titulado 'Masters and Commanders' en el que analizaba la creación de la 'grand strategy' de los aliados.

La tormenta de la guerra analiza la estrategia del Eje. Tras la invasión de Polonia el 1 de septiembre de 1939, por la Wehrmacht, con las tácticas de la Blitzkrieg (guerra relámpago), y la posterior declaración de guerra de Gran Bretaña y Francia a Alemania. Se inició la que sería la mayor contienda bélica de la humanidad y la que más destrucción causó, tanto en vidas humanas como materiales. El pacto entre Alemania y la URSS de no agresión, y la partición de Polonia entre los dos países, supuso en un primer momento una gran jugada de Hitler, la única vez que Stalin se creyó sus palabras. Esto ayudó a que Alemania se concentrara en la conquista del oeste de Europa, iniciando la conquista de los Países Bajos, Bélgica y Francia, para después dirigir sus miradas a Gran Bretaña, tras un avance espectacular, y cuando tenía en la palma de mano la posibilidad de aniquilación del ejercito francés y la fuerza expedicionaria británica, permitió la evacuación de unos quinientos mil hombres en las playas de Dunquerque, el primero de una serie de graves errores de Hitler que llevaron a Alemania a la derrota.

Hitler, que había sido soldado durante la Gran Guerra, se vanagloriaba de ser experto en armamento y tácticas militares, que él había luchado en el frente, y por lo tanto sabía mucho más que muchos de sus generales, éste fue uno de los grandes problemas de Alemania, otro fue que Hitler, sólo supo rodearse de aduladores como Keitel o Göring. Mientras en las fuerzas aliadas, Churchill, Roosevelt, aceptaban las propuestas de los generales, no sin discusiones previas, pero siempre adoptando la mejor opción, a pesar de que en las fuerzas aliadas, había generales con mucho ego, como Patton o Montgomery, también Stalin, a pesar de ser como Hitler, supo dar todo su apoyo a generales como Zhukov.

Todo esto era debido a la idiosincrasia propia del nazismo. Cuando Hitler vio que no podía vencer en el aire a Gran Bretaña y tomar las islas, decidió abrir un nuevo frente en el este, el error más grande de la guerra, en un ataque relámpago en verano de 1941 inicia la operación Barbarroja, la conquista de la URSS, con ataques combinados en diferentes puntos consigue aplastar al ejército ruso rápidamente, principalmente por las posiciones defensivas rusas, que estaban en las fronteras resultantes del pacto germano-ruso, lo que permitió un rápido avance de la potente maquinaria de guerra alemana, llegando a las puertas de Moscu y Leningrado, pero una desviación tropas del frente de Moscu, evitó su caída.

Entre octubre de 1942 y enero de 1943, se produjo la batalla que para la mayoría de los historiadores independientes, supuso el punto en el que cambió el sentido de la guerra, la batalla de Stalingrado, donde las normas de la guerra fueron descartadas, se luchó cuerpo a cuerpo, que conservar la vida en aquel invierno era una hazaña, se luchaba casa por casa, planta por planta, un verdadero infierno si no fuera por las temperaturas gélidas.

Un año antes, en diciembre de 1941, se había producido el ataque japonés a Pearl Harbor, que supuso la entrada en guerra de los Estados Unidos, y el despertar de un gigante dormido, que con su potente industria bélica y la enorme cantidad de mano de obra, permitió el triunfo aliado.

Después del desembarco de Normandía, el día D, y del avance soviético por el este, se vio que el final de la guerra estaba próximo, solo dependía del fanatismo con que lucharan las tropas alemanas, que en algunos casos fue brutal, sobre todo entre los miembros de las SS, ya que sabían lo que les pasaría si caían en manos sobre todo de los rusos. Finalmente Alemania capituló el 8 de mayo de 1945 y Japón en Agosto del  mismo año después de caer la segunda bomba atómica sobre Nagasaki. La guerra duro 2174 días y en ella murieron más de 50 millones de personas.

Andrews Roberts consigue condensar en poco más de 800 páginas, la segunda guerra mundial, dando una clara exposición de lo que fue el conflicto, expone con claridad la estrategia del eje, sus aciertos y errores, la enorme combatividad del ejército alemán, incluso cuando los medios eran inferiores a los aliados, ocasionando proporcionalmente más bajas al enemigo, narra los enormes conflictos que tuvieron los generales alemanes con Hitler, comentarios hechos la mayoría, una vez acabada la guerra, que estos también fueron responsables del destino de Alemania, y que la mayoría sabían del exterminio del los judíos.
El libro está muy bien documentado, utilizando documentación inédita hasta la fecha, narra las campañas bélicas de forma amena, ofreciendo en su justa medida datos técnicos de la batallas.

Se aprecia que sea crítico con los aliados cuando cometieron errores en alguna de las campañas.
Un libro que nos da un clarificante punto de vista de la segunda guerra mundial desde el lado del Eje, desde la otra trinchera.

Félix O. P.


LA TORMENTA DE LA GUERRA
Nueva historia de la segunda guerra mundial
Autor: Andrew Roberts.
Traducción de Antonio Resines Rodríguez.
Editorial: SIGLO XXI.
Genero: Historia.
Edición: 2012.
ISBN: 978-84-323-1480-3.
838 pag.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada