divendres, 11 de novembre de 2011

El haiku de las palabras perdidas - Andrés Pascual.


El haiku de las palabras perdidas
Andrés Pascual.
Editorial: Plaza&Janés
Páginas: 537
ISBN: 9788401352133
Año 2011

Sorprende la fascinación del autor: abogado, pianista, teclista y cantante de rock, por Japón. Narra su pasión en el prólogo de su novela en donde muestra su amor por el ritmo cadencioso,  la capacidad de sacrificio y los rostros de porcelana del pueblo nipón.

En esta, su tercera novela, Andrés Pascual, nos habla de Nagasaki en 1945 cuando Kazuo, un adolescente occidental afincado en Japón, se ve sorprendido por la bomba atómica mientras espera a la bella Junko, hija de una diseñadora de arreglos florales. El amor truncado de los adolescentes se narra con bellas palabras, sensibilidad y respeto, recogiéndose hermosas frases de la filosofía espiritual de este país.
El autor trabaja la acción en dos líneas argumentales que se entrelazan en el desenlace. Mientras nos cuenta la triste historia de Kazuo y Junko, nos conduce en el momento actual con los personajes de Emilian Zäch, arquitecto suizo, enamorado  de Mei, una galerista descendiente de Junko.
Dos historias paralelas y absolutamente desiguales en cuanto a la calidad de prosa, el interés que suscitan y la elaboración de los personajes.  No convencen ni  Emilian ni Mei, que se presentan como personajes poco creíbles,  con alguna escena grotesca y con un argumento inverosímil.

A pesar de que ha cuidado el ritmo y la coherencia, el autor no ha logrado armonizar las dos historias ni mantener el pulso narrativo entre ellas.
Hay que agradecerle, no obstante, el gran trabajo de investigación histórica realizada y el profundo estudio de las tradiciones del país, tan alejado de su realidad,  al que dedica la novela. Andrés Pascual pide disculpas por los errores que ha podido cometer al occidentalizar los mitos nipones, lo cual le dota de una humildad de autor, altamente valorable en los tiempos que corren.

El haiku de las palabras perdidas es una novela que se lee con interés y, a pesar de sus desniveles, es una lectura recomendable.

Margarita Espuña

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada